miércoles, 28 de febrero de 2018

Risas fingidas


Sábado por la noche. La parranda comienza. Las bulliciosas discotecas abren sus puertas a jóvenes desenfrenados por una noche loca. Entre alcohol y música, las miradas se cruzan; ambos sonríen, ella va de la mano de su novio y él, solo. Los celos fluyen y es cuando su pareja la lanza contra una de las columnas para luego agredir al solitario como la bestia más iracunda. Ella se siente cómoda y feliz, a pesar de los golpes. 
Esa mañana, tras un sueño intranquilo, ella despertó golpeada al lado de un monstruoso insecto. “Me dijo que cambiaría, con lágrimas en los ojos y le creí”, recordó Karla, víctima de maltrato durante un año. La violencia hacia la mujer ha ido creciendo de manera alarmante a nivel mundial durante los últimos años. Las víctimas de estos tipos de abuso guardan heridas fuertes durante el resto de su vida, tanto en lo físico como en lo mental.
Según datos proporcionados por el Ministerio Público, durante 2013, se registraron 104 casos de asesinatos a nivel nacional. En el Perú, una de cada 10 mujeres ha sido víctima de maltrato por su pareja. En el Cusco, la proporción de mujeres que sufrió violencia física y sexual por parte de su pareja representó el 53%, seguido de Junín con 50%. 
En su mayoría, las víctimas tienen nivel de educación secundaria, le sigue educación primaria y, finalmente, están las personas que carecen de instrucción. Las cifras indican que la mayoría de agresiones son perpetradas por sus parejas. 
La violencia se aprende, tanto a ejercerla como a sufrirla. El sometido o sometida tenderá a repetir el patrón en su vida adulta. Eso es lo que señala el Ministerio de la Mujer. 

La voz y el martirio 

Karla nunca olvida esa noche en aquella discoteca del bulevar de los Olivos. Ella le había sonreído a un chico y su novio lo molió a golpes. “Es irónico, que a la mayoría de mujeres le guste ese tipo de actitudes, que son el inicio de un maltrato aun peor”, así lo señaló la psicóloga y especialista en Derecho Penal, Gisella Vizcarra.  
La violencia contra la mujer es una herencia social y cultural. No se puede combatir el maltrato sin un cambio en la formación de las personas. El Estado peruano viene fomentando la campaña contra la violencia y ha reformado las leyes con respecto a estos casos. 
Cada día es como vivir en una película de terror, entre falsas promesas e ilusorias sonrisas que rompen por completo el núcleo familiar. Gritos, humillaciones, limitación o simplemente violencia es el martirio que experimentan en la vida cotidiana.  La agresión a la mujer intenta el control y su sumisión, querer llegar a convertir a la víctima en una cosa de su propiedad para así poder hacer y deshacer sin consideración alguna hacia ella, hasta llegar a suprimirla completamente. 
“Todo es una cadena. Mis abuelitos trataron mal a mi papá. Por eso, es que con el pasar del tiempo mi papá me maltrataba a mí. Además, él también vio cómo que golpeaban a su mamá”, declaró doña Elizabeth, víctima de maltrato por parte de su padre y pareja. Su madre nunca denunció a su padre, porque no quería dejar a su hija sin padre.
Su madre la abandonó a una temprana edad, porque no podía seguir aguantando el maltrato. La fase llamada: la luna de miel es el bucle de repetición en un hogar con violencia. Luego de las disculpas, empieza nuevamente el coqueteo, los varones violentos nuevamente endulzan las orejas de sus parejas con promesas y así sucesivamente.  
La luna de miel termina en el momento en que nuevamente inicia las agresiones verbales. “Eres una tonta”, “Inútil” son frases comunes en esta fase, se acaba el romanticismo y empieza la violencia. Luego, regresan al coqueteo hasta que se repita el proceso. La madre de doña Elizabeth, cansada, dejó a su esposo, un militar de origen ayacuchano, quien continuó la agresión con su hija.  
La acometida física y el maltrato psíquico se han considerado un derecho de los hombres sobre las mujeres durante años, producto del machismo, protegido aún en algunos casos por la legislación o la ausencia de esta. 
La especialista Vizcarra señaló que uno de los principales pilares de la violencia a la mujer y familiar es la herencia social, ya que a pesar de aspirar a ser un país más desarrollado, el machismo está muy marcado. Los padres que maltratan a sus hijos están creando un futuro agresor que maltratará a su familia y a sus hijos. 
La cultura de violencia se desarrolla en nuestro entorno: desde el nido hasta la universidad, desde los cuentos a los libros de texto, en la música, en las películas, los programas de televisión, la religión sobretodo y en la propia familia, que enseña a los niños y a las niñas a perpetuar los roles machistas: mujeres a la cocina, hombres al espacio público y monarcas de la familia.
El machismo es parte de la cultura peruana, como comentaba doña Elizabeth. Los varones peruanos, desde pequeños, se les engendra la idea de ser el hombre de la casa, el macho alfa, etcétera. El machismo en provincia se ha convertido en la oz del maltrato de la violencia femenina. Desde siempre, en la cultura la mujer fue considerada un objeto.  
El miedo va de la mano con el machismo. Este se inyecta como el veneno de una serpiente cascabel en la mente femenina. “Ellas tienen la idea que esa persona es la única que la va querer, tienen miedo a quedarse sola. Tienen demasiada baja autoestima”, señaló la psicóloga Vizcarra y agregó: “Se sienten frustradas. Sin ellos, su vida no tiene sentido”. 
No saben cómo escapar. Su voz no es escuchada y su vida se convierte en un bucle eterno del popular y satírico amor serrano: más me pegas, más te quiero.
Sus vidas se han convertido en un martirio. Tanto agresor como agredido necesitan ayuda.   

Boca de papel 

“Él venía amenazándome diciendo que iría a buscarme y pegarme a la casa de mis padres. Es por eso que levanté la denuncia y bueno nunca más supe más de él”, recordó Karla, reflexionando sobre lo sucedido ese día en la discoteca, y si hubiera frenado la actitud. 
Como en muchas historias románticas de amor, Lorena, de 25 años, conoció en su trabajo de medio tiempo a un atento joven. Con el tiempo, se hicieron novios y comenzaron a convivir. “Me decía estúpida, buena para nada. Siempre trataba de hacerlo todo”. 
Muchas veces, el abusador llegaba a casa y no comía, porque le decía que su comida era un asco. Ella solo callaba. Luego, se dio cuenta de que su suegra era la culpable por engreírlo tanto. Nunca llegó a tocarla, pero sí a insultarla. Malditos los cuentos de hadas que no eran realidad. 
“Antes, si una denuncia de maltrato físico no era procesada, me imagino que una denuncia de maltrato verbal o psicológico menos. Pues creo que perdía el tiempo”, afirmó Lorena, antes de su separación. 
Durante los últimos años, se han reportado más y más casos de violencia contra la mujer. Violadas, quemadas, mutiladas y hasta asesinadas son noticias del día a día. Sin embargo, muchas de ellas no saben cómo hacerle frente a una situación así. 
Salían como una pareja normal, él quería llevarla a un hotel y Elizabeth no quería quedarse a dormir con él. Ella se escapó de él, se fue corriendo del hotel embalada. Se fue donde unos chicos que estaban tomando, pidió ayuda. Él, como alma que lleva el diablo o incluso peor, la agarró, le reventó la boca. Algunos pandilleros de la zona, que bebían la ayudaron. 
Los llevaron a la comisaría por el escándalo que tuvieron. Los policías le pegaron por abusivo. Al rato llegó su mamá, le rogó para que no lo denunciará, como él antes ya tenía robo agravado. Así que ella no lo denunció. “Tú también eres madre, por favor”, recordó Elizabeth, molesta. La violencia es hereditaria. 
En las comisarías, nueve de cada 10 casos de violencia contra la mujer o maltrato familiar son retirados por las demandantes luego de reconciliarse con sus parejas. Algunas comisarías ya no aceptan este tipo de demandas, pues las consideran absurdas. 
Asimismo, hasta el año pasado las denuncias, como el caso de doña Lorena, eran archivadas ya que violencia psicológica no era considerada un tipo de maltrato. Y algunas comisarías, como nos comentó Karla, consideraban estúpidas. 
Según la ley 30364, aprobada el pasado noviembre de 2015 por el presidente de la republica Ollanta Humala. Cualquier persona ajena a la agresión puede denunciar el caso; asimismo, el estado debe verla por el bienestar de la agredida tanto psicológicamente como físicamente. Además, de la creación de albergues.
Sin embargo, algunas comisarías piden como  requisito que el acto sea en el preciso momento debido a que esa persona ajena no es una fuente confiable, ya que cuando se inicie el proceso podrán negarlo todo.  Además, que a pesar de la nueva ley aún se han registrado casos de violencia que han terminado con el asesinato de la víctima. 
El paradigma de la familia peruana es un ambiente con los roles marcados. El estado peruano protege a ambas partes del núcleo familiar, el agresor puede buscar ayuda, con el fin de preservar el núcleo de la nación. Sin embargo, no podrá tener ningún contando con su familia en caso se niegue a colaborar con su reformación. 
“Una pareja joven con síntomas de violencia debe separarse o se terminarán matando”, afirmó la Abog. Vizcarra ante las primeras señales de maltrato en una pareja joven. La ministra del sector, Ana Jara afirmó que cada mes muere un promedio de 10 mujeres a manos sus esposos, enamorados, exparejas o familiares.
La violencia empieza desde muy corta edad. Jóvenes adolescentes, maltratan de juego en juego a sus parejas y terminan agrediéndolas físicamente, psicológicamente y estas chicas, aun desequilibradas entienden el amor así.  “No desconfío de ti, desconfió de los demás”, es la primera señal que esa relación no puede ir más, indico la psicóloga Vizcarra. 

Ambos son las víctimas. 

“En aquel tiempo fue una relación dura, porque mayormente cuando teníamos problemas fuertes nos agredíamos. Tanto como yo a ella como ella a mí.”, son las palabras de un hombre arrepentido. Las agresiones varían según el tipo de personas. Varones con problemas familiares, con mucha ira reprimida o con herencia social son los que caen en agresión de forma recurrente. 
Él, quien prefiere mantenerse en el anonimato, manifestó sentirse avergonzado y arrepentido de haber sido el agresor de su expareja. Son muy pocos los varones que aceptan o se arrepienten de haber sido maltratadores. Según la psicóloga Vizcarra, indica que una relación con violencia puede reparase siempre y cuando ambas parten colaboren, tanto por separado o en terapia conjunta. 
Llevaban un año de relación, con planes de casarse. Las concurrentes discusiones como gota a gota iban desgastando su paciencia. “Eres una mierda”, era su frase cada que peleaban.  Él sufría de violencia psicológica. 
En una habitación de hotel barato limeño, sentado en la cama mientras ella se bañaba estaba él. Su voz ya no sonaba como como un coro angelical, más bien como un irritante chillido, que desgarraba sus oídos en cada queja.  “¿Por qué no te callas?”, pensaba.  Él deseaba callarla. 
Entonces, la golpeó. La dejó tendida sobre la cama de ese hotel. “Mi cuerpo reaccionó solo”, declaró.  En un ambiente de violencia, tanto maltratador como agredida necesitan ayuda por igual. El estado peruano, a partir de la ley 30364, debe implementar un sistema de ayuda para ambas parte. 
El Dr. Ciro Guevara, fundador de Aprendizaje Ciata, una organización no gubernamental que lucha contra la violencia en el Perú, manifestó que el tratamiento de rehabilitación del agresor debe ser personal, ya que un hombre ataca por diversos factores: Autoestima baja, traumas psicológicos familiares y falta educación. 
El maltratador en muchas ocasiones agrede por temor de perder el control de su pareja, extraviar el respeto de su entorno. El machismo en la cultura peruana esta tan impregnado, que obliga de forma psicológica a la persona tomar medidas drásticas por el temor de convertirse en una burla. 
La violencia va de la mano con la educación peruana, siempre se busca el respeto a base del miedo. En provincia, como Cajamarca, la violencia está más centralizada con frases como: “Siempre es bueno debes en cuando una buena catana, para que sepan quién manda”  
Ambos especialistas tanto del maltrato a la mujer y de la violencia en general llegaron a la conclusión de que la violencia se enseña. Tanto los medios de comunicación, los padres y la sociedad, en realidad, tienen una cultura violenta que se engendra en la juventud. Durante los últimos años se ha venido canalizando, como ejemplo está el movimiento popular llamado “Chapa tu chorro y déjalo paralitico”  
“Las leyes son solo papel, lo que se necesita para detener la violencia contra la mujer es un cambio en la educación”, declaró el Director de Aprendizaje Ciata. Asimismo la Dr. Gisella Vizcarra manifestó que la reforma en la educación peruana debe iniciarse en los padres, pues como afirmaron con anterioridad la violencia se cría en casa. 

(Fotomontaje: Andrea Sanchez- Maquillaje: Deborah Fuentes)


Este informe periodístico fue escrito por Giancarlo Sesarego y Deborah Fuentes, durante el 2014 con el apoyo de Teresa Astoquilca. Tres apasionados del periodismo. Los nombres de las víctimas fueron cambiados a pedido de ellas mismas. 

lunes, 19 de febrero de 2018

Universo DanganRonpa



Hablar de DanganRonpa es hablar de desesperación y esperanza. Estos antónimos luchan constantemente en una saga crossmedia que se ha vuelto inmensamente popular en el mundo. Iniciada como un videojuego japonés de estilo novela visual de misterio, vendió 25 564 copias en su primera semana, y en tres meses de ventas sumo más de 85 mil durante el 2010.
El éxito rotundo de la novela visual llevó a NIS América a traer el juego a América del Norte y Europa durante el 2013. Ese mismo año llegaría a las pantallas de la televisión japonesa y a diversos visores de anime, la primera animación de uno de los mejores exponentes del género juego de supervivencia: Dangan Ronpa: The Animation.




La historia original fue escrita por Kodaka Kazutaka, quien luego del triunfo de su trabajo llevaría a extender su historia a otros soportes como: anime, novelas ligeras, mangas. Creando un universo alrededor de DaganRonpa. La trama se centra en la academia privada de élite Pico de esperanza, la cual es famosa por formar estudiantes de élite, con un gran futuro asegurado al graduarse de esta. Sus alumnos reciben el título de «Superalumnos de Bachillerato»

Sin embargo, cada año, la escuela organiza un sorteo entre todos los estudiantes promedio del país, se escoge a uno al azar y entra en la academia como el «Supersuertudo de Bachillerato», debido a problemas económicos; además, por los cuales se empleara un curso regular. 

DANGANRONPA: THE ANIMATION


Una de las características más resaltante de DanganRonpa son sus personajes. Cada uno tiene un título que va acorde a su habilidad especial; por ejemplo: «Supermodelo de Bachillerato», «Superidol de Bachillerato», «Superetcétera  de Bachillerato», y sus características se ven reflejadas y hasta cierto punto satirizadas en sus apariencias; es decir, el «Superfriki de Bachillerato» es extremadamente gordo, usa lentes y da indicios de calvicie.  





La historia inicial gira alrededor de 15 estudiantes que llegan a su primer día de escuela, luego de entrar en ella se encuentran atrapados y bajo el control de un oso sádico llamado Monokuma, quien podría ser considerada una de las mejores representaciones de la desesperación, con tintes de humor ácidos que recuerdan a otros figuras conocidas como el mismo Joker de Batman o Shiro en su forma El hombre rojo de Deadman Wonderland.


Un punto vital en la animación durante sus primeros capítulos es que las impresiones que genera no logran hacer que la persona que se encuentra viendo el anime lo tomé enserio; principalmente, por la censura que se presenta en la sangre, ya que la simbolizan de un color rosado chillón. Con el pasar de los capítulos, una vez acostumbrado al ritmo y atrapado por los misterios que se generan ese problema pasa desapercibido. 

Para escapar, los estudiantes deben graduarse de la escuela. Para ello, tienen que asesinar a un compañero de clase. Después que su cuerpo haya sido descubierto por tres estudiantes, el resto de los alumnos deben trabajar juntos para descubrir al homicida. 
Si el culpable puede engañar al resto de sus compañeros de clase, él podrá graduarse de la escuela, pero el resto de los estudiantes serán castigados. Sin embargo, si los compañeros descubren el verdadero culpable, entonces sólo él será el castigado con una ejecución espantosa mientras todos los demás sanos y salvos observan el homicidio.  


En este punto la animación se torna espectacular. Principalmente por dos motivos: el estilo del videojuego para con los juicios y la animación de los castigos. Sin duda, dos aciertos para el anime.  El primero hace más dinámica la forma de apreciar el juego y los debates. Por otro lado, la animación de cada ejecución muestra una brutalidad increíble, logran reflejar la desesperanza de cada víctima sin dejar de lado el humor satírico del ejecutor, en este caso, Monokuma

La historia continua con Monokuma dando motivos para alentar a los estudiantes a cometer un asesinato, como mostrarles videos de sus seres queridos o incluso ofreciéndoles una gran suma de dinero. Los alumnos también tratan de descubrir los secretos de la escuela, incluyendo por qué estaban atrapados allí.

Cada juicio es más interesante que el anterior, al igual que cada castigo es mucho más aterrador que su antecesor. A este punto tanto el juego como el anime siguen la misma línea. Sin embargo, el anime resume varias partes ya que el juego dura 30 horas mientras que el anime solo seis.



Capítulos: 13
Online: Japonés
Descarga: Japonés
Juego: Steam
Año: 2013


DANGANRONPA 3: THE END OF KIBOUGAMINE GAKUEN - MIRAI-HEN


Es aquí donde empieza la peculiaridad crossmedia de DanganRompa. Si bien esta temporada es considerada la segunda, el titulo la nombra como la tercera. Esto es debido a que por motivos desconocidos no se decidió animar el segundo juego conocido como: Super Dangan Ronpa 2: Adiós Academia Desesperación, el cual fue lanzando durante el 2012 y tuvo un mayor éxito que su predecesor, llegando al top cinco y vendiendo más de 69 mil copias en su semana de apertura. 




Este anime continua con la historia de los estudiantes que perduraron al juego de supervivencia. El mundo ha sido destruido debido al peor y más desesperante incidente que haya ocurrido en la historia de la humanidad, causado por el desespero de una preparatoria.



Durante el tiempo que los estudiantes permanecieron reclusos de la Academia Pico de la esperanza, para salvar al mundo de la desesperación, se ha establecido la Future Agency. El protagonista y el resto de su clase, quienes vencieron a la mente maestra, son parte de dicha agencia. 


El anime nos muestra un mundo sumergido en la desesperación y a nuestros protagonistas con una edad mayor. A partir de aquí la trama avanza, porque el estudiante, «Superesperanza de Bachillerato», es acusado de traidor por ayudar a los Remnants of Despair, quienes habrían sido aliados de la mente maestra y esparcieron la desesperación en el mundo. 
La historia continua con todos los miembros de la Future Agency reunidos para decidir el castigo que se le debe aplicar al protagonista. Pero todos son encerrados en juego mortal Final Koroshiai de Monokuma. A todos se les da una droga para dormirlos y se les informa que hay un traidor que viene para matarlos. Lo único que pueden hacer para mantenerse vivos es encontrar al traidor y asesinarlo.

La trama nos muestra un nuevo juego de supervivencia; si bien distinto al que ya habíamos presenciado, es interesante. Sin embargo, peca de no desarrollar por completo a los personajes generando que las muertes de algunos no signifiquen nada. Si bien la primera temporada también presentaba este problema, en esta segunda temporada es más evidente. Y para lograr entender mejor a los personajes es prácticamente exigente ver la segunda parte de esta segunda temporada con nombre de tercera. 

La ficción continúa con el choque de esperanza y desesperación. A medida que van pasando los capítulos, el misterio principal logra mantenerse oculto hasta que el protagonista lo descubra; es decir, no deja que el la persona que ve el anime pueda sacar conclusiones acertadas antes de tiempo, como sucedió en la primera temporada con el misterio sobre quien era la mente maestra.


Finalmente, este anime es netamente original; es decir, a partir de aquí se separa de la historia de los juegos, específicamente DanganRonpa V3: Killing Harmony, y con ello busca darle un final original a la historia en la academia Pico de la Esperanza. La trama es buena e interesante; sin embargo, es demasiado densa para quien no disfruto de la primera temporada; en otras palabras, es digerible para una persona logró engancharse con Dangan Ronpa: The Animation.

Capítulos: 12
Online: Japonés
Descarga: Japonés
Juego (Super Dangan Ronpa 2: Adiós Academia Desesperación): Steam

Año: 2016


DANGANRONPA 3: THE END OF KIBOUGAMINE GAKUEN - ZETSUBOU-HEN



Este anime es la segunda parte de DanganRonpa 3, el cual muestra una precuela de los hechos antes de la peor y más desesperante incidente que haya ocurrido en la historia de la humanidad. Esta historia va de la mano con la novela ligera escrita por el mismo autor, Kodaka Kazutaka, Danganronpa Zero. Ambas cuentan la historia de la mente maestra y como es que logra hacer que el mundo entero se sumerja en la desesperación. 

Este anime se enfoca en los estudiantes de la clase 77, que no sólo son dotados de habilidades especiales, también tienen personalidades muy fuertes. Sin embargo, ellos no están obsesionados con sus dotes especiales, y aprenden que el talento no es lo más importante de la vida, sino el cómo se relacionan con las personas, y en cómo pueden mejorar. Ellos son los personajes del juego Super Dangan Ronpa 2: Adiós Academia Desesperación.


Asimismo, mientras estos hechos ocurren dejado de la superficie se lleva a cabo un proyecto que sería el inicio de un gran cambio para la humanidad sacrificando a un alumno sin talento alguno y convirtieron en un dotado de habilidades especiales. Cierto encuentro del destino que este joven tendrá, llevará a toda la academia, y el futuro, a la desesperación absoluta. 



El anime sigue la temática de Danganronpa con respecto a los estudiantes y sus títulos. La historia es una inevitable tragedia y el rumbo es predecible debido a que se conocen los hechos posteriores; sin embargo, recalcan como la ambición humana, puede extinguir la esperanza y sumergir en mundo en la desesperación. Ya que cada error que comenten los directivos de la academia están previstos por la mente maestra, quien logra su cometido cerrando el anime con ácido final. 



Capítulos: 11
Online: Japonés
Descarga: Japonés
Juego (DanganRonpa V3: Killing Harmony): Comprar el juego legalmente y apoyar al autor. 

Año: 2016


DANGANRONPA 3: THE END OF KIBOUGAMINE GAKUEN - KIBOU-HEN


Esta OVA especial fue el punto final de la saga Danganronpa en cuando a animación. Con ella culminan las historias del primer y segundo juego. 

Capítulos: 1
Online: Japonés
Descarga: Japonés
Año: 2016


¿CÓMO VER DANGANROMPA?

Lo más recomendable para ver esta gran saga es seguir el orden de emisión con respecto al anime, ya que seguir el orden de cronológico arruina la experiencia del misterio y giros que esconde este universo. El cual vendría a ser:

  1. DanganRompa: The Animation
  2. DanganRonpa 3: The End Of Kibougamine Gakuen - Mirai-Hen
  3. DanganRonpa 3: The End Of Kibougamine Gakuen - Zetsubou-Hen
  4. DanganRonpa 3: The End Of Kibougamine Gakuen - Kibou-Hen
  5. Super DanganRonpa 2.5: Nagito Komaeda And The Destroyer of the World

Sin embargo, la mejor y peor cualidad de esta saga es su naturaleza crossmedia. Se da un fenómeno crossmedia cuando una historia es llevada en diversos soportes y no permite disfrutarse a plenitud sino se experimentan todos los medios de ella. Esto sucede con esta saga; es decir, la sensación que deja terminar el anime es indagar entre los personajes conocidos como Remnants of Despair, lo que lleva al usuario a desear experimentar el juego: Super Dangan Ronpa 2: Adiós Academia Desesperación. Al igual que si la persona desea conocer más sobre la mente maestra, termina leyendo DanganRonpa Zero. Sin contar la novela sobre Kyoko Kirigiri y los diversos mangas que han salido. 

Por ello puede ser un como tedioso de ver. Como comenté en un comienzo, el primer anime solo dura seis horas y el juego original, 30. Además, si se ven los animes de la segunda temporada con nombre de tercera, dejan la sensación de saber lo que sucede en el segundo juego. 
Para disfrutar esta saga, solo si el hype que se originó con ella es demasiado. La mejor forma de verla es la siguiente:

  1. Jugar el primer juego o ver el primer anime. 
  2. Jugar el segundo juego o ver los gameplays en Youtube
  3. Ver ambos animes de la segunda temporada con el nombre de tercera.
  4. Leer las novelas, mangas y contenidos extra.  

En ambas formas, solo anime o con todo su contenido, se debe empezar por el primer arco. Luego de experimentar las sensaciones y saber que es realmente Danganronpa, se puede elegir algún camino. Si el gusto por esta saga es bastante, eventualmente consumirás todo el material ya que es espectacular. 
Con respecto al tercer juego de saga, este va por una ruta distinta y según comentan muchos foros es un poco decepcionante comparado con lo que se ve en los animes.





El universo DanganRonpa es la perfecta armonía épica entre la desesperación y la esperanza. Complicada de apreciar, si realmente uno es atrapado por ella, por su diverso contenido repartido en distintas plataformas, pero sin duda un crossmedia interesante del cual parece que aún no se ha visto todo y tal vez con algo de suerte podamos apreciar el anime del segundo juego y del tercero. 





jueves, 15 de febrero de 2018

El mundo según Lunática - Epilogo

Lunática

Me resultaba fascinante como una persona se hundía fácilmente en problemas. Nunca fui partidario de la frase: “A mal tiempo buena cara”, pero no rechazaba totalmente la idea a hundirme en un vaso de agua, lo curioso radicaba en que creía que nadaba contra la corriente y en realidad dabas vueltas en círculos dentro del vidrio de aquel vaso. Una mañana estaba a punto de casarme y a la siguiente me encontraba una absoluta oscuridad entre sombras que por piedad me ayudaban a cruzar la pista. 
-Me asustas cuando te quedas mirando al techo…- dijo.- No debes forzar tu vista.
-Me cuesta acostumbrarme aun.-respondí, tomando su mano.
Mi aventura había comenzado en enero del año pasado como un errante cobarde en un pueblo al lado de un inmenso mar casi tan grande como la desesperación de mi corazón. A las semanas un ángel caído disfrazado de una estúpida vecina se había empañado en fastidiar mi vida. En un mes me encontraba no solamente cansado de mi vida y lo irritante de aquella loca que cantaba cada madrugada. A las semanas me había vuelto loco a mí y acepte ir con ella a donde me llevara. Viajamos en elefantes y ella me mostró una ciudad dorada y mágica que no recordaba. 
Nuestros mundos eran el mismo, pero el de ella era distinto. 
Pasaron dos meses desde que llegué a Pucusana y ya con ella en Lima nuevamente, conocí a personas tan raras y que resultaron importantes. “Volverás a ser el patán que todos queremos”, dijo ella quien se negaba a decirme quien era cuando ya lo sabía y solo era una lunática. Una vez que había caído tan bajo ya no podía ir más y solo quedaba levantarme, ahora entendía que eso quiso decir. 
-Prepararé el desayuno- dijo levantándose.- José Manuel dijo que te traería los documentos de la compra de su carro a las 11. 
-Esa hiena gorda…- suspiré y la busqué con la mirada.- Sabes… me gusta mucho tu trasero.
Era de chiste verla cubrirse la delantera con una de las sabanas y dejar su retaguardia al aire. Era muy obvio que estaba orgullosa de su firme, suave y dulce trasero. 
-Mañoso…- dijo tapándose con la sabana hasta tomar su bata.- ¿Se ve mejor de lo que imaginabas? Jajá.
Me alegraba tanto de no haberla perdido. Mi mejor imperfección, mi nueva vista, la mujer de mis sueños y un gran etcétera. El que fue hace años el amor de mi vida y hace menos de un año reafirmaba esa posición en mi corazón. 
Durante ese tiempo que compartí con ella, antes de saber quién era. Me había mostrado otro mundo en cual podía ver a pesar de mi ceguera. Era extraño pensar que la mente humana podía llegar tan lejos y la mía había llegado gracias a ella. Sin embargo, lo que veía no era más que el aura o la sensación de cada parte del mundo. Una ilusión, un espejo. 
“El espejo de la luna”, comentaron aquella vez. Pero aún más extraño que eso era aceptar la idea que había alguien más que era yo.  Nunca podré olvidar a Giancarlo y José Manuel, sobre todo al primero quien incluso sabiendo que moriría lucho contra ello. 
-¡Amor, ya está el café!- escuché gritar a Galia desde la cocina. 
Me alegraba mucho que aún le gustará el café. Y entonces la nostalgia atacaba. Era complicado pensar en ella y pensar en la antigua ella. Había muchos sin sentidos en mi vida desde aquella vez, pero cada día a su lado reafirmaba que era más de lo que esperaba y probablemente merecía. 
Me puse de pie y me dirigí hacia el baño. A juzgar que Galia se había levantado a hacer el desayuno y no espero a que yo lo hiciera, debían ser cerca de las 10. En una hora o menos llegaría mi cliente, quien quería la custodia total de su carro. Era domingo por la mañana y aun no me acostumbraba a tener que usar lentes de sol en mi propia casa pero mi vista aún era débil.
Pasaron dos meses desde que encontré a mi querida Lunática nuevamente. Y una vez más nos perdimos del mundo dos meses más en aquel pueblo pescador que tan buenos recuerdos nos nada. Conversamos, reímos, peleamos, nos amamos y en menos de los que esperábamos ya todo era normal.
“¿Entristecerse?, aquella noche en la que terminaste con mi vida, Pietro me dijo que era mejor enloquecer que llorar”, fue la excusa que me dio para su nuevo yo. “Veo que eres muy amiga de Pietro”, respondí y a los segundos me tomó del cuello del polo y con una mirada fulminante. “No me vengas que soy muy amiga de Pietro que te arranco tus estúpidos ojos quemados”
Entré al baño y prendí la ducha. A los segundos el agua recorría mi cuerpo. “Me gusta como soy ahora. Una perra drogadicta muy infantil”, agregó durante aquella noche en la que por fin éramos nosotros nuevamente. El agua siempre me había ayudado a pensar, esa fue una de las razones que escogiera la playa para mi exilio. Efectivamente no funcionó bien y terminé ciego.  
Luego de vivir dos meses más en aquel lugar. Ella decidió que era hora de regresar y lo acaté. No me agradaba del todo la idea, pero no todo podía ser sexo, playa y diversión. Ella consiguió trabajo y yo con ayuda de mi familia comencé a tratar mi vista. Al tercer mes salí con Kelly y me disculpé con ella, la pobre nunca tuvo la culpa de mi reacción tan infantil, Galia no me hablo una semana por ello.  
Ambos éramos querubines de aquel mundo ilusorio; sin embargo, ya nunca volvimos a tomarle la importancia de un comienzo. Galia se dio la oportunidad, aprovecho que no planeamos tener hijos hasta los 30, y empezó a estudiar Literatura como en un comienzo. Ella amaba los mundos que creaba; sin embargo, sabía que no era sano para ella perderse en ellos y descuidar la realidad. 
Yo conseguí un trabajo en una notaría como abogado con algo de vara por mi madre. Me mantuve unos meses y luego llego la oportunidad que esperaba. 
“¿Me vas a dejar de nuevo? Eres bien mierda, Santos”, me reclamó esa vez. “Me temó que solo será unas semanas”, le respondí. Durante el tiempo que estuve en tratamiento poco a poco pude recuperar levemente la visión y uno de mis primos me había conseguido un tratamiento en Argentina. Él me había comentado que  su novia había sufrido una quemadura por químicos en la empresa donde trabaja y le pudieron restaurar la vista. “Recuerda, que donde sea que vayas te encontraré.”, dijo antes que la abandonará. 
“No te dejaré”, le respondí luego de abrazarla. Ella usaba su traje de enfermera, tenía turno y no podría despedirme en el aeropuerto. Galia había sido la aventura de mi vida y también el final de mi viaje, mi mejor obra. “Mi mundo siempre has sido tu”, le dije y mostré aquel mundo precioso que ella me enseño. Aquel mundo que deseaba ver nuevamente con mis propios ojos a su lado, el mundo de mi Lunática. Noté levemente expresiones en su rostro. 





No volvería a entrar al espejo. No la volvería a ver hasta que fuera con mis propios ojos. 
-Siempre te demoras demasiado bañándote.- dijo mientras nos sentábamos a desayunar.- Peor que una chica. 
Ya había bajado a desayunar. Ella había preparado huevos revueltos y su asqueroso jugo de zanahoria para mí y ella tomaba un capuchino. 
-Aun no me acostumbro a ver.- respondí mientras tomaba de un solo sorbo el nauseabundo elixir para mi vista. - ¿Tienes guardia hoy? – consulté.
-No.- dijo a secas.- Sabes, nuestra hija se llamará Cafeína. Es una suerte de nombre maternal y si no nos llevamos bien, por su nombre no dejaré de amarla. 
-¿Eres consciente de las crueles bromas qué sufrirá?
Durante mi estancia en el país gaucho había recibido unos varios tipos de tratamiento y con medicina había logrado recuperar la vista. Si bien no podía ver con claridad era cuestión de tiempo de ver nuevamente. Muchos se asombraron de mi estado y fue un dolor de cabeza para los médicos tratarme. 
Regresé a mi país, Perú, y lo primero que hice fue ir a su casa y quitarme las vendas. Tristemente ella no entiendo que lo primero que quería ver era a ella y junto a varios amigos y familiares para recibirme. Solo pude distinguir el merengue de la torta claramente, el resto era un montón de caras borrosas. Y en vano me esforcé que fuera ella.
-Será una chica fuerte.- respondió.- Sacará el carácter de su madre.
A las semanas de regresar y recuperar mi trabajo en la Notaria. Nos mudamos juntos a un departamento que pagábamos a medias. Durante el primer mes dormíamos en un colchón tirado en el piso. 
-La tendré que meter a un convento.- dije tomando un sorbo de café.- ¿Cómo le va a Yliana?
-Ella es la más emocionada.- respondió.- Pues reniega de no poderse casar,  ya que tu cliente aún no se logra divorciar. 
Al año de rencontrarme con ella, nos estábamos comprando nuestra primera cama. Ninguno de los dos volvió al espejo, ya no era necesario. Nuestros mundos estaban unidos.  Hoy cumplimos un año de vivir juntos y ya tenemos una casa decente. 
-No es culpa que no conciliaran en su momento.- respondí.- ¿y tú cuando te planeas casar? 
-Tu no aprendes, ¿No, Santos?- dijo en tono burlón, amaba cuando usaba ese tono.- ¿No intentaras quitarte el oído o cortarte la lengua cuando te deje? 
-Ten por seguro que me quedaré con él bebe. 
Hace un mes Galia tuvo un retraso. Tiene tres semanas de embarazo. 
-Ya lo veremos, siempre estoy tres pasos delante de ti, amor.- dijo terminado su café.
Estamos a puertas de iniciar un nuevo mundo, juntos. Fueron dos años maravilloso en los que agradezco haber conocido el mundo que ella me enseño y haber recuperado el mío.   
-La próxima vez, te ganaré. 

Capítulo Anterior  

lunes, 5 de febrero de 2018

Kakegurui



Yumeko Jabami podría calificarse como la diosa de las apuestas del anime. Su severo caso de ludopatía es intrigante para cualquier persona que se aventure a ver Kakegurui, ya que refleja tal cual la demencia de esa enfermedad. El reciente anime shonen que ingresó a la plataforma de Netflix es una clara representación de la locura que genera la sensación de poder al ganar una apuesta en el ser humano.  


La ludopatía es la enfermedad en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológicamente incontrolable, a jugar y apostar, de forma persistente y progresiva afectando negativamente a la vida personal, familiar y vocacional. Homura Kawamoto, autor de Kakegurui, toma estos conceptos materializándolos en un personaje con el potencial emblemático de representar un futuro terminó de personalidad anime como el caso de las yanderes simbolizadas por Yuno Gasai de Mirai Nikki
La historia se desarrolla en la academia de elite privada Hyakkaou, donde los estudiantes tienen la facilidad de apostar dinero, estatus y poder. Los millonarios gozan de ciertos beneficios por tener habilidades e inteligencia más desarrollada. El resto de estudiantes sufre de los problemas de bajo estatus y su poca estrategia en los juegos de apuestas genera que sean tratados como mascotas. La obra plantea una situación común en los animes colegiales y opta por girar el desarrollo en torno al poder de las apuestas.
El anime comienza cuando una estudiante transferida de segundo año muestra una obsesiva conducta y gran destreza en los juegos de apuestas. A diferencia de los otros personajes, Yumeko no es parte de la fiebre del poder de las apuesta. Solamente es motivada por el éxtasis que le produce ponerse en riesgo y apostar.
Yumeko en compañía de Suzui participan en varias apuestas con los principales miembros del consejo estudiantil, a pesar de perder dinero o descubrir las trampas de sus oponentes. El anime empieza con la potencia para enganchar a cualquiera que lo vea; sin embargo, según va avanzando la trama se queda estancada. Esto debido a que pasado los primeros cuatro capítulos caen en lo repetitivo; es decir, cada capítulo muestra una apuesta y básicamente a la protagonista humillando a algún desafortunado que juegue con ella. 



Los únicos enganches para ver el anime son la protagonista y lo interesante de los juegos. Kakegurui se vuelve denso para las personas que no acostumbran consumir anime. Especialmente, porque toca tópicos comunes del anime con una protagonista exageradamente sexualizada hasta el extremo, con gritos, movimientos de senos y piernas, y un largo etcétera de recursos audiovisuales que los amantes del fanservice anime adoran. 



La calidad de la animación es espectacular, la representación de la locura que muestran los personajes en su frenesí es brutal, las bandas sonoras van en armonía con la trama. El opening Deal with the devil es la balada perfecta para lo que representa Kakegurui.


Con respecto al manga, el anime sigue fielmente a la historia original durante sus primeros 11 capítulos y refuerza la ficción mediante herramientas audiovisuales que se fusionan a la perfección. Por alguna razón, el estudio MAPPA optó por darle un final original, el cual no es malo y no rompen el concepto que se iba manejando. El manga continúa en emisión con nueve tomos y en su desarrollo resuelve los principales problemas que se reflejan en el anime, logrando un mejor desarrollo que se verá en la próxima temporada del anime que ha sido confirmada. 
Por otro lado, el doblaje que se realizó antes de su inclusión a la plataforma de Netflix no logra reflejar el frenesí de locura que muestra la animación con el avance de la historia, incluso llega a frenar la potencia de las escenas ya que las voces no generan las sensaciones que las imágenes. Por lo que lo recomendable es verla en el idioma original. 

En conclusión, Kakegurui es un buen anime para pasar el rato y conocer nuevos juegos de apuesta. Sin embargo, puede llegar a ser denso e incluso ofensivo para quien lo vea por el poco desarrollo de personajes y la inclusión de nuevos como víctimas de una protagonista exageradamente erótica





Capítulos: 12
Online: Japones  - Latino
Descarga: Latino Japones
Manga: tumangaonline.com/Kakegurui
Año: 2017



jueves, 1 de febrero de 2018

Conexión ineficiente -Prefacio.




Mi vida se resumía en 147 clics y a veces en dos. O bien era una partida de League of Legend, sino un anime de 22 minutos cada capítulo. No podía enorgullecerme de ello pero era lo que mejor hacía. A veces soñaba con que pudiera vivir así eternamente y luego mi madre a gritos me despertaba. 
Actualmente me agrada despertar y leerla. “Buenos días, daarling.”, Almendra era una gran amiga, soporte emocional, musa y posiblemente el amor de mi vida. 
Tenía 14 años cuanto conocí el primero de mis amores y el peor. Cursaba 4° de la escuela media y mis notas por más que fuera un asco, me bastaban para pasar los cursos. Mis compañeros pensaban en academias, universidad, trabajos y planes de vida. Yo pensaba en lo feliz que fui al perder mi virginidad con Erika, la punketa de la clase. Ella era hermosa y su actitud tan mierdera me fascinaba. 
Algunos de mis compañeros se graduaron ingresando hasta dos universidad, otros con familias antes de tiempo, algunos ya estaban encaminados en academias y finalmente yo continuaba en relación de solo satisfacción con Erika. Tal vez, mi principal pecado fue mi poca ambición o mi estúpido conformismo.
Una mañana después de que saliera del hotel de paso con Erika, ella no dejo que la abrazara. Con una sonrisa me dijo: “Se acabó, adiós.”, en aquel momento no entendía. Ella había empezado a tener ese tipo de relación de solo placer con otro. No lo acepté y la continúe buscando solo para que se burlara de mí con sus nuevos amigos. Ella era universitaria, andaba con chicos en autos y estudiando para exámenes. Yo pasaba ocho horas jugando en la computadora y viendo anime. 
Apenas tenía 15 años y aun podía dar más pero ya no lo deseaba. Mis ambiciones se guiaron entorno a Erika y ella me había abandonado. Es más, nunca le había importado. Solo fui placer temporal para ella, uno que ocupo el lugar de su novio que le había sido infiel. Había desperdiciado un año de mi vida en solo ser un pedazo de carne para ella. 
Quise no ser estúpido pero ya lo era. Y la busqué. 
Luego de ser tratado como un perro, una mañana intranquila en la que solo deseaba ser un insecto, mire por la ventana y había aguacero. Colgué la manguera, con la que mi madre regaba el jardín, en una de las columnas del tendero en el techo. Mire al horizonte y me dije. “Bueno, eso es todo.”, de pronto, una cachetada me hizo sangrar la nariz. Recordaba aquel liquido rojizo de sabor acido, nunca había probado sangre y la mía sabia acida. Mi padre tenía la mano dura, me alegró que no fuera un puñete que rompiera la nariz. Ya era infeliz de vivir, infeliz de amor. No podía permitirme ser feo también, al menos no ahora que tendría que vivir. 
Los próximos meses de terapia me ayudaron. Logré ingresar a una universidad nacional, de aquellas que la mayoría en mi país buscaba ingresar. No pagabas ni un centavo, podías jalar cursos y vendían marihuana; además, de otras drogas en cada lugar. Felizmente mi vicio no fueron las drogas, fueron los juegos y el anime. 
Imaginaba mi vida en cada anime que veía y en cada partida de mi juego. Era más divertido así. Eventualmente dejé las pastillas de la depresión. No porque estuviera sano, sino más bien porque era un negocio rentable y deseaba invertir dinero en mis vicios. Eran vicios sanos y mi madre estaba orgullosa que no fueran un hippie moderno de los que andaban hoy en vida con un porro en la mano y esperando salir en una manifestación lanzando piedras. 
Sin embargo, la herida que Erika me dejo nunca cerro. Aun soñaba con ella y cuando veía hentai optaba por masturbarme pensando en ella. No podía evitar recordar su belleza: ojos marrones, piel mestiza y suave como un pudin de vainilla. 
Una noche, luego de discutir con unos amigos virtuales sobre el anime de moda, Tokyo Ghoul. Me invitaron a jugar con ellos. La mayoría de mis amigos eran así y me agrada conversar con ellos. Me sentía especial de tener amigos en Argentina, España y otros países. 
-Samuel, vas de soporte.- Me comentaron en el Skype. 
Jugábamos por videollamada con amigos de ellos. Era más divertido, así podía gritarlos si jugaban mal. Y los chistes xenofóbicos eran lo mejor. Yo era un comedor de paloma, mi amigo Eliezer era un qlo y Mateo decía que hacia buenos tacos. 
-¿Quién es Samuel?- preguntó el dúo con el que compartiría línea. Su voz era femenina y sonaba traviesa, tal vez por el dejo argentino o porque todas las chicas que escuchaba jugar sonaban a travestis en cosplay de loli.- ¿Nightray?- ese era mi nickname. 
-Soy yo.- respondí. 
-Apoyarás a Luliana, no la putees o te pego.- dijo uno de mis compañeros. 
Luego de 40 minutos de peleabas y bromas machistas, xenofóbicas, etc. Luliana me había caído bastante bien. No jugaba mal y sus bromas acompañadas del dejo eran fascinantes. Mi mente visualizaba a una gordita con lentes, acné y pelo horrendo. 
-Me gusta Kaneki como protagonista.- dijo Luliana.- Pero su evolución es muy mala.
-No la escuchen- gritó mi compañero. Fue tan estruendoso que quise golpearlo por lastimar mis oídos.- Ella ha leído el manga y siempre hace spoiler. 
-Son muy minas.- respondió ella.- Ya me voy, no olviden unirse a mi grupo, guapos. 
Luliana se desconectó a los segundos dejando un enlace a un grupo de Facebook en chat del Skype. Sentí curiosidad por ella y abrí el enlace. “Fans de Kaneki x Rize- Tokyo Ghoul.”, leí al abrirlo. Observe en los miembros, eran 782, y solo había una administradora. “Almendra Gutiérrez” 
Entre al perfil de la administradora por curiosidad. En su sobrenombre decía “Lulianasss”, sospeché que era la chica con la que terminaba de jugar. No era tan horrenda como pensé. Era 7 años mayor, yo tenía 16 y ella 23 años. Estudiaba psicología y parecía que estaba por terminar. No era una Barbie argentina rubia y de grandes proporciones pero era linda. Usaba lentes, era cachetona, tenía ojos color caramelo, su cabello era semirizado de color negro y poseía una sonrisa perturbadora. 
Ese día me uní a su grupo de Facebook y la agregué como amiga. Entonces, comenzamos a conversar y conversar. Como diría el narrador de cuentos, “la mejor historia empieza en una y termina en un adiós”. Pero, nosotros comenzamos con un “Konichiwa.”