miércoles, 20 de junio de 2018

Rebelde sin pausa

Él era un alma insurrecta, enigmática. Su mente le ordenaba ir contra la corriente y por eso se había ganado la admiración de quienes tenia sometidos. Quien sería recordado como lo que siempre fue desde pequeño, un rebelde que escalo entre los rangos de su universo hasta ser el pináculo en su realidad. Un líder innato de zafados tornillos había caído ante el brutal frió del invierno, cual infierno congelado. 
Su madre había muerto a los segundos de haberlo dado a luz y su padre, rey de aquel reino, era chiflado de excéntricas ideas sobre el amor y la vida. Durante sus primeros años de vida fue sometido por desquiciado progenitor, quien lo creía mujer y por eso buscaba follarlo una y mil veces. 
Una noche intranquila, escondido en una suerte de cueva rectangular de piedras suaves, fue atacado por gigantes. Prisionero de ellos, cerró fuerte sus ojos. Entonces, al abrirlos se vio a sí mismo en un extraño universo, diferente al reino de su promiscuo padre. Se agradeció de no haberse permitido someter por él; sin embargo, a los segundos notó que no era el único en aquel reino. 
Durante los siguientes días, meses se dedicó a conocer aquel universo extraño de planetas rectangulares y planos, como alguna vez se creyó que fue la tierra. De la mano de un anciano que parecía de especie fue conociendo los diversos mundos de aquel lugar. 
Él vivía en el más pequeño planeta que estaba custodiado por una hermosa gigante a la cual enamoró sin descaro y pronto él era quien la contralaba. El anciano que conoció vivía en un universo más amplio el cual no tenía ninguna custodia pero era visitado por las noches por todo tipo de criaturas que despreciaba. Finalmente el último mundo era al cual había llegado luego de que fuera secuestrado, un lugar amplio y bullicioso. 
El anciano murió poco después de que él tomara el control del mundo de la gigante. Durante los siguientes meses batallo en el mundo que fue alguna vez el hogar del anciano y triunfo. Con el tiempo sometió a cada criatura de ese universo y su voluntad se impuso ante ellos. 
Eventualmente su mente toco fondo, pronto busco otro tipo de placeres. La conquista tocaba la puerta de su cordura. Había notado que las criaturas que le servían cuando escapan de él, iban por una suerte de vórtice helado, cálido, oscuro o claro según el tiempo avanzaba y luego regresaban. 
Una mañana luego de quitarle la comida a quienes le servían y atormentarlos se decidió a incursionar fuera de su universo. Fue atacado por gigantes y encerrado, pero nunca se dio por vencido hasta el final de sus días. 
Él era un rebelde sin causa, un conejo fanático de las manzanas como ningún otro. Un conejo que se impuso ante perros y gatos y los sometió.
Brownie fue quizás el conejo más excéntrico que el mundo tuvo la oportunidad de conocer, uno que descaradamente atormentaba gatos, asustaba perros y paseaba por toda la casa como si de su universo se trataba. 
Un 13 de Junio del 2018, mi mundo, nuestro mundo perdió su color. Un conejo que no contento con robarle el corazón a toda una familia buscaba expandir su territorio y cual dictador alemán fue derrotado en una guerra fría.








sábado, 16 de junio de 2018

Saga Sword Art Online

“Esperamos con las críticas negativas – divertidas de escribir y leer- pero la triste verdad que debemos afrontar, es que en el gran orden de las cosas, cualquier basura tiene más significado que lo que deja ver nuestra crítica.”- (Anton Ego- Ratatouille 2007)

Siempre considero valientes a quienes se atreven a citar al momento de redactar; ya sea, un universo inspirado en alguna frase o unas líneas que reflejen la idea al escribir sobre otro. Porque una cita puede definir mucho de quien escribe, desde: Sus gustos literarios, la estima a la inteligencia de sus lectores y más cuando se habla de algo polémico. Citar a Coelho puede ser la soga al cuello de quien escribe como citar a Vargas Llosa o García Márquez puede lograr que el lector tenga en cierta estima intelectual por quien escribe. 
Sin embargo, muchos consideraran que para hablar de anime no debería tener ese temor. Una afirmación completamente errónea, ya que el público otaku va de la mano con el humor negro y el sarcasmo. Es decir, puede que nunca en su vida hayan leído a Cuauhtémoc Sánchez o escuchado a Ricardo Arjona, pero basta que uno de ellos lo reconozca, lo comente y toda la opinión será un bodrio sin sentido; ya que, ¿Quién toma enserio a alguien que lee a Coelho y escucha a Arjona?


Pasa de la misma forma con Sword Art Online. 
Al contrario de lo que muchos piensan, en los mangas, animes e incluso en lecturas vapuleadas pueden encontrarse frases, diálogos y monólogos sumamente profundos; como en los ejemplos ya mencionados.  Sin embargo, los complejos colectivos no permiten a uno apreciar una opinión distinta, condenando a una persona por sus gustos. Más aun cuando se habla sobre algo que lleva acumulando un odio colectivo. Como el caso el Sword Art Online, amaba por muchos y despreciada por otros. La eterna batalla entre el sacarmos y la intransigencia se reflejara en los siguientes párrafos… 

Es pretencioso buscar una reflexión previa a hablar de Sword Art Online; sin embargo, dicha obra podemos definirla como tal, pretenciosa, pero no una mala historia. 
Esta narrativa es una serie de novelas ligeras escritas por Reki Kawahara e ilustradas por Abec. Durante el 2012, se le brindo una adaptación a anime por parte de A-1 Pictures. Conforme su fama crecía cada semana durante su emisión, también lo hacia el uso de la palabra sobrevalorada, siendo sobreexplotada. 
Con la premisa de: “Escapar es imposible hasta terminar el juego; un game over significaría una verdadera muerte”, empieza la historia de Kazuto Kirigaya, apuntando a terminar el juego al alcanzar la planta más alta. Él solo continua avanzando arriesgadamente hasta que recibe una invitación a la fuerza de una guerrera y esgrimista experta, Asuna, con la cual tendrá que hacer equipo.

El principal problema con los animes populares de la temporada suele ser su fandom y este caso no fue la excepción. Durante el 2012, Sword Art Online fue tildado como el mejor anime de la historia entre otros adjetivos que molestaban a otros seguidores del anime. Los anticuerpos son fáciles de crear y la comunidad otaku suele peor que un niño mimado; es decir, nos ostentamos como los troll o muy intelectuales y ni bien alguien opina diferente, solemos hacer un berrinche. 
La historia de Sword Art Online peca como muchas otras grandes sagas; sin embargo, su principal problema radica entre quienes disfrutan de ella y los que disfrutan criticarla. 


1° Temporada   


La primera temporada del anime adapta los primeros cuatro tomos de la novela y la mitad del octavo en 24 capítulos. Alzar el vuelo de ello, ya podemos esperar que la adaptación no sea del todo buena. Sword Art Online, partiendo de su premisa, se vende como un anime de batallas en la que el protagonista experimentaría trastornos psicológicos; sin embargo, la realidad que mostró el anime fue una historia de amor. 


Durante el primer arco de la animación podemos apreciar una perfecta armonía entre la animación de excelente calidad en cuanto detalles, batallas y la arquitectura del juego, al puro estilo World of Warcraft, y una preciosa banda sonora que va de la mano con la escena que se va narrando según avanza la historia. 
El primer arco que adapta el anime no solo fue una maravilla audiovisual; sino, que nos afirma que la historia seguiría el rumbo del protagonista. Cuestión que no queda muy claro en la sinopsis y muchos de los que seguían el anime sintieron la sensación de ser timados. El juego online es una trama de segundo plano, dejando como principal la historia de amor entre los protagonistas. 


A pesar de manejar una suerte de publicidad engañosa, la historia fue bien estructurada y logró enganchar a muchos a ella. Sword Art Online es un claro ejemplo de la perfecta fusión entre un videojuego y una historia romántica bien lograda para los amantes de ambos mundos. 
Sin embargo, toda obra tiene errores. Errores que sumados a sensibilidad de la comunidad otaku y que un anime no es capaz de reflejar con claridad la idea de una novela lograron generar un bodrio ante la obra que venía cerrando su primer arco con un gran final digno de una gran obra. 


Durante la adaptación del segundo arco, fue donde el hate hacia esta obra comenzó a manifestarse. La historia continuaba siguiendo Kazuto, esta vez ya en el mundo real, quien manifestaba ciertas secuelas psicológicas luego de haber estado en Aincrad, cosa que no queda clara. Sin embargo, estas no son el principal problema; inclusive quedan en un segundo plano, sino que Asuna no logró despertar. 


La trama de Fairy Dance no logra superar a su predecesora, sumado al odio colectivo que empezó detallar los errores comunes y condenarlos como lo peor de la historia. Sin contar el hecho que la animación pierde el toque de los detalles; es decir, a pesar que en la novela se detalla que el avatar de Kirito es diferente al de Aincrad, el anime solo le cambia el peinado entre otros detalles que se pierden. 

Entre los principales problemas de la segunda parte del anime destaca la mala animación, no por perder calidad. Si no, porque el anime en este punto mostraba demasiadas deficiencias en cuanto a historia y al no reflejar bien los problemas y monólogos del protagonista, cada acción de él quedaba como inmunidad argumental y no había un contexto que la reforzará.  
Sin embargo, la historia pese a las deficiencias del anime no era mala del todo. Si bien muchos la acusaban de machista por convertir a Asuna en la princesa en peligro. La historia manejo de muy buena manera el interés del antagonista por Asuna; además, de llevar el drama de Suguha Kirigaya y el amor por su hermano adoptivo, renunciando a él eventualmente para enamorarse de Kirito, un chico que conocía mientras jugaba. Sin duda esta parte manejaba tramas argumentales más fuertes que su predecesora. 

Sin embargo, debido ya al odio que se había producido este puede ser realmente apreciado; asimismo, la comunidad hacía gala de su intransigencia e hipocresía al condenar la evolución de la historia por los temas que tocaba. 
“¡Qué asco el incesto!”, comentaba en Jkanime, un joven otaku con una foto de perfil de KissXSis. “¿Por qué violar a Asuna? Que asquerosa historia”, comentaban en los videos de páginas de Facebook, fanáticos de Berserk. “¡Es otro harem genérico!”, declaraba un fanático de Nekopara que además era YouTuber. Entre otros argumentos, que en vez de resaltar las incongruencias de la serie, solo reafirmaban la sensibilidad de un fandom con una doble moral. 


El principal problema de la historia en cuanto a la animación es el protagonista. La forma de pensar de Kirito cuando inicia el juego es la de un niño de 14 años que no muestra un gran cambio más que en momento necesarios. Muy diferente a la evolución que muestra Asuna, quien se presenta como una niña engreída y evoluciona en una líder, luego esposa y finalmente su mente muestra secuelas por el estrés vivido. 
Muchos no consideran que la psicología que muestran algunos personajes es en cuanto a la edad y esperan reacciones maduras o completamente fuera de lugar que justifiquen al personaje como un badass y no como el adolecente frustrado que es en realidad. 


Lamentablemente Sword Art Online, como anime deja demasiado huecos y preguntas. En cuanto a los antagonistas principales, el primero deja un mal sabor de boca en muchos debido a su desarrollo no queda del todo claro. Sin embargo, no quita que sea un mal antagonista. En cuando al segundo, se muestra un ser lamentable con ambiciones como todos. 

Capítulos: 25 + Especial
Online: Japones 
Descarga:  Japones 
Manga: Primera temporada - Segunda temporada
Año: 2012

2° Temporada   


Tal vez el principal problema de esta temporada sea el nombre, debido a que muchos ya lo tenían asociado Sword Art Online como el juego de muerte y lo cierto es que eso quedó en el pasado hace mucho. En esta ocasión, nos reencontremos con Kazuto, quien ya lleva una vida normal de estudiante junto a Asuna. Ya consagrado como el hacker definitivo por la comunidad esta temporada no paso por pena ni gloria. Incluso, algunos de sus detractores la catalogaron como superior a su predecesora. 


Nuevamente de la mano de A-1 Pictures, en esta ocasión adaptan tres volúmenes y medio de la las novelas, siguiendo el orden cronológico de la saga. Nuevamente la banda sonora y el estilo de animación destacan por sobre la trama principal; sin embargo, en esta ocasión nos toparemos con un mayor desarrollo en cuanto a los personajes. 
Sword Art Online II - Phantom bullet se sitúa un año después del incidente de SAO. Kirigaya Kazuto es invitado a un restaurante por Kikuoka Seijirou, un hombre que trabajaba en la investigación del incidente de SAO, quien le pide a Kirito que investigue la muerte de un jugador en un popular MMORPG llamado Gun Gale Online (GGO), al parecer un misterioso jugador que se hace llamar Death Gun es capaz de matar a personajes  en el juego y a su vez, matar a quienes controlan los avatares en el mundo real.
Al momento de que Kirito ingresa a GGO, este lo hace en forma de mujer (lo que obviamente le causa gran sorpresa) y conoce a una hábil jugadora llamada Sinon. Para resolver el misterio de las muertes se aventurarán en este nuevo mundo.
Sword Art Online a la vanguardia de los tópicos del anime, en esta ocasión nos ofrecen un Kirito en su modo trapito y en su nueva faceta de agente del gobierno. A primera impresión, esta segunda temporada pide a gritos no ser tomada en serio; sin embargo, este nuevo arco logra cumplir en todos los aspectos a pesar de lo ridículo que pueda parecer. 
Junto a una nueva compañera, quien resalta como un personaje interesante debido a su pasado y a sus actitudes tan antónimas cuando está dentro y fuera del juego, nos logran generar escenas espectaculares llegas de acción y jugando con el misterio de Death Gun. Sin embargo, nuevamente se peca de dejar al protagonista como un personaje adaptable a la situación y que es opacado por su compañera, quien es inmensamente más interesante. 


Lo lamentable de la adaptación de esta historia es que no evolucionan al protagonista dejándolo como mejor convengan a la historia. Es decir, lo muestran con miedo a morir y perder a Asuna durante la primera temporada y en esta segunda acepta la situación de riesgo bajo la justificación que le debe un favor al agente del gobierno y además le pagaran. 
Phantom bullet cierra con la redención de la nueva compañera de Kirito y la integración al grupo de amigos, que cada vez más se quebranta a ser asociado a un harem, recalcando que presenta a su novia como amiga y no como su pareja. 


El nuevo arco arranca con muy mal pie debido a la pésima adaptación de la primera temporada. Ya que durante ella se omite un arco que justifica la historia que manejan. La historia sobre Calibur resalta principalmente por su irrelevancia a la historia y poco aporte tanto a personajes como a la estructura narrativa del anime. 


La mejor palabra para describir este arco es: incensario. Esto debido al mediocre trabajo de la segunda parte de la primera temporada y el poco tacto de pasar de un capitulo melancólico a uno completamente cómico.  


Finalmente la temporada adapta una de las historias más tristes y hermosas de las novelas.  Mother's Rosario deja a Kazuto en un segundo plano y se enfoca en el drama familiar de Asuna, ya que ella es una chica de sociedad y es entendible que su madre no le agrade que ande con un pueblerino sin oficio ni beneficio. 


Sin duda un broche de oro extraordinario para la temporada. Una tragedia alegre es la mejor forma de describir este arco en el cual Asuna muestra un preciso desarrollo como personaje, novia, amiga e hija. Si bien el cierre no supera el de su predecesora deja al espectador con ganas de un poco más. Y logra reposicionar a esta historia en el interés de quienes la abandonaron en su momento.  

Capítulos: 24
Online: Japones 
Descarga:  Japones 
Manga: Primera temporada 
Año: 2014

Ordinal Scale


Con una historia completamente original y con el logro de haber sido prenominada al Oscar durante el 2017. Sword Art Online: Ordinal Scale es lo que muchos esperaron: la conclusión del arco de Aincrad. Retomando la premisa principal pero muchos años después de lo ocurrido. 


En el año 2026, el Augma es lanzado al público como un sistema alternativo al AmuSphere, debido a su función de realidad aumentada en la que el jugador está consciente, a diferencia de la realidad virtual. El juego más notorio basado en los combates es Ordinal Scale, en donde las habilidades de los jugadores están clasificadas con números ordinales.
Con una sinopsis que no refleja lo que es la película en realidad, esta película cumple su función en muchos aspectos. Además, de nuevamente enrumbar la historia sobre Aincrad, nos representan las secuelas en algunos de los sobrevivientes del juego. Reiteradamente veremos a Asuna y Kirito enfrentarse a los antiguos jefes de los pisos pero esta vez en Ordinal Scale. 

La historia que cuenta esta película es sencilla pero muy fuerte en cuanto a argumentos. Sin embargo, el principal hater de Kirito no es la comunidad otaku sino el propio A-1 Pictures; porque, nuevamente se zurran en el desarrollo del personaje y solo refuerzan la idea de que es un personaje plano en forma de espejo cuya función es que el espectador se identifiqué con él, al mismo estilo que Bella de Crepúsculo y otras protagonistas planas de triángulos amorosos norteamericanos. 
Reforzando la idea del insuperable gamer, esta película nuevamente nos hace cuestionarnos: ¿Cómo es que Kirito es tan bueno en todos los juegos?, si bien el desarrollo de Asuna continua, el de su pareja es deficiente. Es decir, entendemos la idea que Kazuto se esfuerce por su novia pero no que se siga comportando como en los primeros capítulos de su historia.


Ordinal Scale es una excelente película en cuanto a estructura e historia. No afecta la historia original; es más, la nutre y aumenta la expectativa por lo que se vendrá, pero nuevamente a los conocedores de la novela nos hace cuestionarnos. ¿Realmente Kazuto Kirigaya evolucionará? 


Online: Japones 
Descarga:  Japones 
Año: 2017

La novela vs el anime


Lamentablemente la adaptación de Sword Art Online a anime es mediocre a comparación de su novela. Si bien la animación tiene una calidad increíble y una banda sonora envidiable, lo cierto es que en cuanto a concepto todo queda en el aire. Desde las deficiencias de Kirito como protagonista hasta los huecos argumentales que son recalcados en cada video de crítica de esta historia en las redes. 
Es triste pero se sobrevalora la opinión de gente que es ignorante de un tema cuando se trata de generar odio. Es muy sencillo rebuscar errores en una narrativa como lo es decir: “Es una mierda”, pocos se dan el tiempo de investigar e ir a profundidad sobre lo que se busca criticar. No es una obligación para uno leer la novela, pero es natural que un anime no logre reflejar las ideas tal cual de la historia original.


Sin embargo, la novela como cualquier obra también posee sus deficiencias. Entre ellas se pueden resaltar el hecho de la incoherencia entre los volúmenes uno y dos o el evidente hecho de alargar una historia que terminó de forma épica en su primer volumen. 
La novela lleva en la actualidad 18 volúmenes que siguen la historia principal; sin embargo, el autor maneja una nueva saga de novelas sobre la historia original bajo el nombre de Sword Art Online Progressive enfocada en la aventura piso por piso y en el lore de juego, la cual lleva tres volúmenes y finalmente Sword Art Online Alternative Gun Gale Online, la cual lleva dos volúmenes y en la actualidad ha recibido una adaptación a anime. 

Sin duda, Sword Art Online, como novela es muy superior a su adaptación animada. El bolígrafo o teclado de Reki Kawahara nos transporta a un mundo virtual en el cual nos pondremos en los zapatos de Kazuto Kirigaya, un gamer introvertido de 14 años. A diferencia del anime en este caso veremos monólogos y diversos pensamientos de un adolecente que se adapta a su nuevo mundo, busca sobrevivir y como se enfrenta al problema que poco a poco se ha adaptado a ese mundo. Muy diferente al Kirito neutral y adaptable a lo que necesitara la historia que se muestra en el anime.

La novela maneja conceptos muy profundos a diferencia del anime que los deja como huecos argumentales. Tomando por ejemplo el caso del enfrentamiento de Kazuto y Nobuyuki Sugou al final del segundo arco, Fairy Dance. 
En dicho enfrentamiento se recalca la idea de la fortaleza de la mente; es decir, durante dos años la mente del protagonista lo tenía en un estándar de poder, de modo que al momento de la rehabilitación su cuerpo se adaptó a dichos estándares. Esto se recalca en una conversación del protagonista y su hermana sobre espadas de bambú para kendo y eventualmente en dicho enfrentamiento. Sin embargo, el anime no profundizada dejando la incoherencia. ¿Cómo un chico puede vencer a un adulto y humillarlo?
Ese y otros conceptos aún más profundos y psicológicos son tocados en la historia original y no mostrados en una adaptación anime cuyo propósito no es más que entretener.

Sin duda la novela es superior al anime. En cuanto a historia, como desarrollo de personajes y sin duda sin tantos huecos argumentales. Sin embargo, no resalta como una obra maestra. Sino, más bien como una excelente historia con un claro interés por ser tomada en serio. 

Como ver Sword Art Online

El mejor enganche para enamorarse de esta historia es verla o leerla sin recurrir a comentarios. Es decir, puede que hayan reseñas positivas e imparciales pero en su mayoría Sword Art Online es considerada un bodrio de anime por muchos en la comunidad a niveles que te califican de inculto solo por verla o porque te guste. 


La mejor forma de disfrutarla es verla sin recurrir a opiniones ajenas. Ya sea la novela o el anime, ambos tienen fortalezas muy buenas que enamoraran a quien la vea por primera vez. Sin embargo, siempre será recomendable seguir la historia de la novela debido a detalles que son dejados de lado y debilitan la estructura narrativa del anime.
Lo recomendable, para quienes ya vieron el anime y sufrieron la decepción de su desarrollo romántico sobre la acción que se esperaba, es leer la novela Sword Art Online Progressive o revisar su manga, ya que cumple con las expectativas que deja el anime. Asimismo, el protagonista, Kirito, se muestra como en la novela y no el personaje plano de la animación.

Novela: 



Aunque los amantes de los anime de cultura como: Berserk, KissXSis o algún otro anime que toque descaradamente temas similares la condenen, lo cierto es que existe un antes y después de Sword Art Online en el mundo del anime. La ficción es pretenciosa pero no mala, de hecho diría que es una muy buena. A solo meses del estreno de su nueva temporada que adaptara el mejor arco de la historia, esta narrativa promete ser una de las mejores en cuanto se trate de anime. 

domingo, 20 de mayo de 2018

Golden time


Uno de los principales problemas con los animes que giran su narrativa al romance suele ser el cliché. En su mayoría, suelen pecar de mantener el formato y no apostar por algo diferente. Es decir, generalmente la protagonista o chica principal del romance suele ser torpe, tímida o incluso una tsundere; en cuanto, al protagonista o héroe su personalidad es fría, torpe o puede simular ser un chico malo o un completo tonto. 




En conjunto, estos animes pecan en reunir todo lo usual como un beso accidental y contarlo de forma distinta, aprovechando en ganar puntos mediante la comedia, así como también, alguna situación romántica en la que el chico cumpla el rol de héroe o sea un bad boy abriendo su corazón. Sin embargo, hay tramas que logran cambiar ese estereotipo, tocan los tópicos habituales pero en vez de seguir el curso, apuestan por otros caminos. Ese es el caso de Golden Time, una comedia universitaria que basa su narrativa en el proceso del amor. 



La historia sigue a Banri Tada, un estudiante recién admitido a una facultad de derecho en Tokio, quien ha perdido sus recuerdos por haber caído accidentalmente de un puente poco después de graduarse de la preparatoria. En el momento del accidente, su alma escapó de su cuerpo, llevándose sus recuerdos. Luego de la ceremonia de entrada a la facultad, Banri se pierde en el campus intentando buscar la sala de orientación de primer año, y en su camino conoce a Mitsuo Yanagisawa, que también se había perdido buscando dicha sala. 
De algún modo logran llegar a tiempo y se encuentran con una chica llevando un ramo de rosas, con el que golpea a Mitsuo en la cara. Esa chica tan perfecta, a ojos de Banri, es Koko Kaga, la amiga de la infancia de Mitsuo, con quien había prometido casarse al ser mayores. Para poder escapar de dicha promesa, Mitsuo había tomado en secreto el examen de ingreso a la facultad, pero Koko al enterarse hizo lo mismo con tal de estar con él.

Con una demografía shonen, la historia fue producto del bolígrafo de Yuyuko Takemiya, autora de Toradora! A pesar de que la sinopsis nos vende una clásica comedia romántica y su predecesora tiene uno de los ejemplares más reconocidos de una tsundere, el relato está muy bien llevado y a diferencias de otras del género, este se enfoca netamente en una relación casi real, al punto que la persona que mira el anime llega a identificar las situaciones con su experiencia amorosa.
Si bien el anime presenta una típica tsundere engreída e irritante, esta muestra una evolución a lo largo de la trama y de la mano del protagonista, quien sufre el hecho de ser una persona distinta a la que fue antes de su accidente, vuelven esta historia de la vida cotidiana de un grupo de amigos universitarios en una graciosa y dramática novela juvenil bastante agradable de ver. 
El punto fuerte de Golden Time se encuentra en enfocarse en todo el proceso de una relación, a diferencia de otras obras del género que se concentran en que la pareja se consolide, en este caso se ve todo el proceso de relación con diversos problemas y cuando se consolida continúan los problemas. Es decir, en vez de recurrir a una amiga de la infancia o un triángulo amoroso, se enfoca en los celos de una novia hacia la mejor amiga y como el novio debe tomar una decisión con eso. 
Asimismo, otra fortaleza de esta narrativa son los personajes secundarios, que si bien suelen ser parte del alivio cómico en los momentos de tensión, logran ser agradables y simpatizar con la persona que visualiza el anime. Si bien las subtramas son algo flojas, ellas nutren la trama principal y la fortalecen.
En este anime podemos encontrar desde clichés hasta tema que no suelen tocarse en una historia romántica. Sin embargo, conforme avanza el anime hay ciertas partes que se tornan densas debido a la comedia. Es decir, se muestra una escena de tensión en la que se ve sufrir a la protagonista y casi de forma inmediata minutos después la historia retoma su rumbo cómico. 
Este único problema se ve reflejado en la trama sobre la perdida memoria de Banri, ya que uno no le toma la importancia suficiente hasta el clímax de historia. Sin embargo, no es suficiente excusa para condenar una narrativa sublime que rescata el amor durante los días de universidad.
Por otro lado la banda sonora no destaca mucho y el estilo de animación si bien es agradable, no ayuda a uno a tomarse en serio la historia. Consideró que este anime pudo tener un mejor impacto con estos puntos reforzados. La historia es buena; sin embargo, estos detalles son los que generan huella en el espectador. 



Golden Time es una comedia romántica con los toques dramáticos precisos. La historia envolverá a cualquiera que se aventure en ella mediante situaciones similares a la vida amorosa de uno. Sin embargo, no es un anime que tenga la capacidad de impactar a quien lo vea. Excelente para disfrutarlo una sola vez, en una tarde tranquila solo o en la compañía de su pareja.  

jueves, 10 de mayo de 2018

Conexión ineficiente - Capítulo 1

¿Pervertido, yo? 

A pesar de que mi vida había logrado encaminarse, nunca deje de ser un stalker. Muchos creaban segundas cuentas en Facebook por diversos motivos; ya sea, por juegos de rol, o cuentas de trabajo para mantener una buena reputación, o simplemente hay podían ser otras personas y eso era fascinante. Sin embargo, mi único motivo por el cual dejaba de ser Samuel Moreno, y me convertía en Monaka Izumi, era: saber de ella. 
Lo que comenzaba con un konichiwa, terminó con un horroroso letrero de conexión ineficiente. La historia de mi primer amor no era precisamente una historia bella entre personas que luchaban por estar juntos; más bien, yo siempre fui el utilizado o así me consideré durante aquellos días. No puedo negar que sufrí por cómo se dieron las cosas pero ella sigue siendo el amor de mi vida. Quien me enseño a vivir nuevamente y que solo era un cobarde disfrazado de un adolecente estúpido.
Y a estas alturas de mi vida, no podía dejar de recordarla. Aquella sonrisa dibujada en su rostro con los ojos hinchados y con un hilo rojizo en ellos había ilustrado una sonrisa. No sentía dolor, solo felicidad. Su piel era tan clara como la recordaba, su cabello ligeramente maltratado y ese modelo de gafas sin la parte inferior le daban clase, un estilo refinado que solo me hacía reafirmar que estaba loco por ella.  
Mi corazón saltaba de felicidad. “Así que tú también encontraste tu camino”, me dije con una paz solo igualable a la una gato durmiendo. Aquella foto de ella sonriendo con los ojos levemente hinchados, solo me hacía reafirmar que ella siempre seria el amor de mi vida. Una etapa de mi vida terminaba con aquella foto y mi nuevo camino se reflejaba en mi celular. Ambos iniciaríamos un nuevo viaje. 
“Amigos míos… me caso”
Solo sabía que la conocí cuando se emitía el anime de Tokyo Ghoul y hoy, que ella dejaba su juventud por la adultez, se emité la tercera temporada de aquel anime. Quisiera decir que la conocí un día como hoy o que era el último abril sin ella pero la verdad era que ya no podía recordar cómo habían sucedido las cosas. 
Habían pasado tres años desde que la conocí…Almendra se iba casar.

Luego de unas partidas la había agregado como amiga a mi Facebook. Entonces, era lunes o tal vez martes, no cualquier martes, era un martes de buena suerte. Ya que, según una página mierdera de internet, los martes eran el día de buena fortuna para los Aries. Como buen carnero, esperaba poder sobrevivir al día y sacarle algún provecho. Sin embargo, era un martes de mierda. Uno que hace hacia rememorar que no sabía porque aún vivía.  
Recordaba que cuando era niño y mi madre me requintaba o pegaba dependiendo de su humor, solía encerrarme en mi cuarto, taparme con una sábana y murmurar entre lágrimas: “Deseo ir a mi mundo ideal, deseo ir a mi mundo ideal”, una y otra vez. Con el tiempo perdí aquella práctica; sin embargo, me recordaba a mí en una versión adolecente en ese mundo. Mi novia era Videl de Dragon Ball Z y a veces le era infiel con Belinda, la cantante mexicana. 
Mi mente no recordaba cuando había dejado de imaginar aquella fantasía. Mi adolescencia había sido muy contraria a lo que mi yo anterior esperaba. Le debía a mi madre todo mi autodesprecio. 
Por ello, me encantaban los iseakai, generó del anime en que el protagonista llevaba a otro mundo. Siempre me encanto ver anime, pero a veces sentía que me autodañaba. Mi mente pensaba con una mínima parte, como un deseo oculto, que ahora que me dejaban como un pantalón usado o un perro abandonado, mis nuevas amigas descubrirían que era encantador, eventualmente se enamorarían de mí y en menos de un mes o a lo mucho dos tendría mi harem personal.
Y solo una de ellas tocaría mi corazón y la escogería como mi querida novia. Un sueño tan cierto como una japonés con demasiado pecho natural con un cabello rojizo fuego natural. 
Tristemente en la universidad las cosas no eran como las imaginaba. Y eso era deprimente, si bien era imposible que tuviera mi propio harem de chicas de grandes pechos y cabelleras de colores, esperaba al menos tener una novia plana, morena o tal vez una mayor y algo gordita. Tomé el celular y suspiré perdido entre aquellos pensamientos. 
Era difícil no pensar que todo sería más sencillo si dejaba de existir. Maldije a mis padres que me presionaban a vivir, maldije a la vida por ser complicada, maldije a Erika por creer que estaría para cuando la necesitara y me maldije a mí mismo por no morir en ese  entonces y evitarme todo lo que vino después. La vida era una y sentía que la estaba viviendo para todos, ya no podía disfrutarla y no deseaba que otras la vivieran. 
Me encontraba en la cafetería, tenía clases pero me había quedado. No deseaba entrar a otra clase aburrida y pensar nuevamente que vivir solo era un fastidio. Era demasiado temprano para deprimirme por tonterías, aún más si pasado mañana había un examen para el cual no había estudiado y tampoco estudiaría ese día. Debía alcanzar la siguiente división en el juego clasificatorio del Lol, League of Legend, y ese no se lograría solo. Era consiente que había un serio problema en mis prioridades, pero no me importaba realmente. Además, tenía pendiente lectura de algunos fanfics de categoría M, lo que en idioma natural significaría; + 18.  Revisé mis notificaciones en Facebook, no había nada nuevo.
Suspiré y nuevamente sentí que no debí haber nacido, alguien debía pensar en mi y crearme en un mundo de magia o al menos en uno donde yo fuera el protagonista de mi vida y no lo fueran mis padres o algún amor. Donde todo girara a mí alrededor. Mi teléfono vibró. 
“Hola, señor devorador de palomas. Espero nos llevemos bien”, leí. Quise evitar la carcajada pero me fui inevitable. Algunas personas me miraron. 
Había agregado apenas ayer a aquella chica y me había saludo en el muro. Aquello era una tradición virtual de la época en que existía Hi5. “¿Estaría marcando territorio?”, me pregunté. Normalmente las novias neuróticas tendían a hacerlo, pero apenas la conocía. Tal vez mi falta de amor o de sexo no me dejaba pensar tranquilo, pero ella tenía todo lo que necesitaba. Cosplays y buen cuerpo. 
Entré a su muro para responder. Antes pensé en darle una revisada. “En un relación con Samuel Velezmoro”, leí. No era de esperarse menos. Era una chica preciosa en todo sentido, hacia cosplay, jugaba LoL y seguro tendría alguna que otra característica que en mi país no hubiera. Continúe viendo algunas de sus fotos. 
Las fotos con sus cosplay eran encantadoras. Se notaba la calidad amateur en los rasgos del traje pero le daban un toque humano que me gustaba. No era tan irreales como las cosplayers rusas o húngaras. La peluca roja del que parecía un cosplay de Karin Uzumaki le encajaba a perfección. Durante aquellos 10 minutos que se convertían en una hora empecé a dar like a cada foto que me agradará.
Todas las fotos que marcaba eran del presente año, no deseaba que me viera como un stalker. Cuando empecé a ir más allá me topé con la sorpresa que iba cuatro años de relación con su novio, el cual tenía cara de idiota. Literalmente era idéntico a Carlitos de la caricatura infantil, Rugrats. “Que suerte tienen los feos de otros países”, me dije mentalmente. 
Ese maldito, no solo tenía el lujo de estar con ella, sino también la había engordado. 
Sus primera fotos del 2014, era literalmente una fina muñeca de porcelana y ahora, si bien los cachetes le asentaban bien, era un cambio drástico. El viento se iba haciendo presente y mi mente seguía metida entre álbumes viejos de dibujos, cosplay e incluso sus recuerdos familiares. “¿Por qué las extranjeras son más bonitas que las peruanas?”, me dije.  
Entonces, una burbuja apareció sobre las fotos que observaba. La foto del círculo era ella. «Tenía 120 notificaciones y 17 eran tuyas, Sr. Main Ahri.», leí. «¿120? Eres muy popular para ser soporte. Tenía curiosidad, eres mi primera amiga cosplayer», respondí. 
Me levanté del cafetín y comencé a caminar por el campus de la universidad. Aquellas palabras habían hecho que mi corazón saltara, como si se tratara de alguna ex. Almendra me generaba aquel nudo en estomago que solo había sentido con Erika. 
«Es por la hora hard de mi grupo. ¿No te has pasado por ahí? Te va hacer muy feliz», me contestó a los segundos. Me senté en una de las bancas cerca al pasto y entré a mi Facebook del celular. «No te asustes, solo disfruta», apareció en otra burbuja de ella. Revisé entre mis grupos y llegué al de ella. 



“Iniciamos la #HH”, leí. “Ya saben de todo con el hashtag de la hora hard. Todo se borrara mañana temprano.”, decía el post acompañado de una imagen de Rize de Tokyo Ghoul desnuda haciendo sexo oral al protagonista. Ese era en definitiva un fanart. La publicación era de hace una hora y habían varias publicaciones porno en aquel grupo. Entre ella una graciosa foto de Almendra con un fondo negro y la frase: “Empezó la hora hard” 
«Ninfómana», le respondí de inmediato. « ¿Un chico tímido? Vamos hombre a todos les gustan las tetas», me escribió casi de inmediato. «Me gustan las tetas reales», me creí muy audaz. «Yo las prefiero así, son más grandes y se ven mejor». Pasé mi lengua entre mis dientes, no había entendido su respuesta. «Eres muy virgo para saber de tetas»
Revisé en el grupo y en vez de excitarme, no podía dejar de reír. Desde yaoi hasta furry. La creatividad que tenían las personas para hacer porno era incomparable, pero aún más asombroso era como las personas de aquel grupo disfrutaban de ello y lo compartían. 
“¿Qué dicen chicos, me parezco?”, leí una de las publicaciones. La imagen era un intento de cosplay de Rize, en el cual la chica estaba; además que con peluca y lentes, un polo blanco corto que dejaba ver la raya de los senos y mostraba su ombligo y estaba literalmente en solo con una tanga roja. Maldije que no estuviera de espaldas. “¿Me parezco?”, releí. Ni si quiera dude entrar al perfil de la muchacha. Era colombiana, cosplayer igual que Almendra. Su nombre en Facebook era Hina Leonhart, pero en sus comentarios le decían Stefanie. 
Entonces, vibró mi teléfono. « ¿Te hice llorar?», era Almendra. No le había respondido por revisar las publicaciones. «No, solo miraba las publicaciones», respondí. « ¿Te la andas jalando? Parecías un pibe serio y seguro ayer cuando jugábamos. Que decepción, puros cenes me topo » 
«No tengo idea de lo que hablas. Esa chica… ¿Stefanie publica fotos calata como si nada? », Pregunté. «Hina chan es mía. Si, mientras no salgan del grupo y las vea su familia, normal, ¿no? », Respondió. «Ya le mandé solicitud de amistad.», le dije. « Pajero»
«Jaja. ¿No te tomas fotos así? », Pregunté. «Solo las tiene mi novio. Una pena que Hina sea de Colombia y no puedas tener nada con ella.», leí y de inmediato respondí: «Con esas fotos no necesito de ella en persona…», « Sabia que eres un pajero»
Durante todo el resto de ese día conversamos. Su nombre completo era Almendra Ana Gutiérrez Justo, Mendra para algunos amigos. Tenía 23 años, un novio friki hace cuatro, amante declarada del sexo anal y varias cosas que no creí que aprendería de ella tan poco. Luliana, su seudónimo del juego, se definía por su primera palabra: Lula, como se refería a su abuela y su segundo nombre. «Estudio Psicología, es mi segunda carrera. La primera no la terminé, pues resulta que el periodismo apesta.»
« Touka es una perra tsundere, Rize en cambio es una sádica y misteriosa. Es obvio quien es la mejor chica de ese anime» Mi mente se nublaba de pensar que nos gustaban los mismo animes, gustos musicales, sin contar su gracia y perversión. No tenía pelos en la lengua para hablar. «Pues mi primera vez fue un asco. No tenía ni idea de que hacer y el hijo de su pinche madre me lo metió por ambos lados, excusándose que no se dio cuenta. Sí, me hizo llorar con ambas»
Suspiré sobre cama. Era tarde y aun no veía el capítulo de Tokyo Ghoul. Me senté frente al ordenador e ignoré todo durante los siguientes 20 minutos. Mi teléfono vibro un par de veces pero no iba dejarme engatusar, aquel tiempo que invertía en anime era sagrado. 
«Que descanse Sr. Moreno», leí al final de ese día. 



Fueron dos semanas tal vez o incluso menos. Ya no lo recordaba con claridad pero aquellas conversaciones se convirtieron en un ritual diario en mi vida. Almendra tenía muchas cualidades: Escribía fanfiction y aun no le gustaba el yaoi, hacia cosplay i no era del tipo que los hacia horrible, era mayor y pervertida aunque me acusara a mí de ello, era muy buena jugando al lol y de hecho me había ayudado a subir un par divisiones. 
Estaba terminando de cenar, cuando mi teléfono empezó a vibrar. Por alguna extraña razón aun no notaba que ella me gustaba. «Ya regrese de comprar. Odio las colas del centro comercial», leí. « ¿Compran mucho sostén con relleno en Argentina?», entre bromas y discusiones sobre Sakura y Hinata; además, de otros personajes de gran y pequeño pecho, ella me había confesado su falta de busto. 
«Pendejo…», solté un par de carcajadas. «Tabla de planchar», respondí sentándome sobre el sofá luego de terminar de comer. Habíamos hablado durante unos días sobre la ley de la vida. Eran pocas las bendecidas, según ella, que tenían un cuerpo parejo. Por lo general, si bien tenía adelante se carecía de retaguardia y viceversa. 
«Tengo flojera de mandar la #HH. Creo que dormiré temprano, dejaré spamear a los grupos de rol», dijo. Suspiré, realmente me agrada la hora porno que manejada como actividad del grupo y la chica Hina chan incitaba a otros a intentar hacer un cospobre, cosplay pobre, sensual a otros miembros. Eventualmente la única casidesnuda era ella pero había cierta hermandad en el grupo y nadie la publicaba. 
«Una pena, me quedaré con ganas de ver a Stefanie», respondí. A los segundos la vi escribiendo. « Pervertido. Ya le dije que te acepté como amigo»
«De todas formas no es una camgirl », respondí. Unos amigos del grupo me habían comentado que le habían propuesto algo de cibersexo y ella los habia bloqueado. « ¿Por qué todos a tu edad solo piensan en sexo?», preguntó. « Lo dice la pervertida que cada jueves en la noche publica porno en un grupo.»
«Soy una administradora responsable de su comunidad. Les doy lo que pidan siempre y cuando tenga que ver con Kaneki y Ryze», era tarde y no deseaba desvelarme hablando con ella nuevamente. Los últimos días habíamos conversado hasta la media noche en mi país y en el de ella hasta las dos de la madrugada. « Justifica que eres una mañosa. Solo porque eres una tabla de planchar sin cuerpo, buscas resaltar con ello»
-Seguro lo dice porque tiras con tu novio a diario…- dije dejando el celular.
A pesar de que fuera mayor que yo, era como hablar con otra chica de mi edad. Sentía que era una burla decir que las mujeres maduraban más rápido. « ¿El nene se molestó? Por esos berrinches te dejo tu novia », suspiré. Le había contado sobre Erika, pero nunca le dije que no fue mi novia. 
Coloqué un corazón, « No tenías que ser tan cruel. No me burlaría si te dejara tu novio ». Aquella conversación se había tornado deprimente. Yo era una persona patética, pero no se lo admitiría. Escribí y en ello una imagen empezó a cargar.
«Auch», agregué. Segundos después, mi cuerpo se estremeció. «Te dije que las planas de pecho tenemos culo grande. Descansa, pervertido. »



-¿Pervertido, yo?- casi grité. Mis mejillas se habían sonrojado, mi columna se había estremecido como si hubiera visto un fantasma. Incluso una línea de baba brotó de mi boca. 
Si quería humillarme, lo había logrado. Mi rostro estaba desencajado ante su redondo trasero en forma de melocotón.  « Visto hace cuatro minutos. Eso fue un jaque mate, mocoso»

domingo, 6 de mayo de 2018

A un mes de su partida




Hace exactamente un mes, la comunidad otaku y el mundo entero en general se vistió de luto ante la pérdida de uno de los mayores exponentes del anime. Isao Takahata fue unos de pioneros del anime junto a su amigo, Hayao Miyazaki. Ambos fundadores del Studio Ghibli durante 1985, colocando el anime a los ojos del mundo mediante un cine creativo y reflexivo que logró cautivar a grandes y chicos. 

Primeros años…

Nacido en Japón el 29 de octubre de 1935, fue director, productor y guionista. Cuando tenía nueve años, sobrevivió a un duro ataque aéreo, conflictos bélicos que luego expresaría mediante sus filmes. Su pasión por la cultura lo llevó a la animación, tras descubrir el cine de Paul Grimault. Estudió literatura francesa durante su época universitaria. Decidido a dedicarse a esta disciplina, aprovechó la oportunidad que le brindó un amigo que le dijo que Toei Animation buscaba a un asistente de realización, ese amigo fue Hayao Miyazaki. 
En Perú, durante los inicios del nuevo milenio era común prender el televisor y sintonizar el canal cinco donde pasaban animes de antaña como Marco y Heidi. Ambos fueron sus trabajos más emblemáticos durante su estancia en Toei Animation y su carrera. Los dos animes han trascendido el tiempo y multitud de generaciones y sigue siendo adorado por muchos niños de todo el mundo. 
En 1982 Takahata fue elegido para dirigir la película El pequeño Nemo, la producción japonesa y americana que debía garantizar la llegada de la compañía TMS a los Estados Unidos. Sin embargo, debido a las dificultades de comunicación entre otros factores, el sensei se retiró del proyecto. Años después, saldría a la luz: Goshu el violonchelista, escrita y dirigida por el propio Takahata. La obra recibió todo tipo de alabanzas por parte de la crítica. Pero no sería hasta años después que se consagraría como el arquitecto del anime con la fundación de Studio Ghibli junto a su amigo, Hayao Miyazaki.




Studio Ghibli

Hablar del cine de anime, es hablar del emblemático Studio Ghibli, quienes abrieron las puertas del anime al mundo con sus películas. Siendo El viaje de Chihiro es la primera y única película de animación japonés que ha ganado el Oscar a mejor película animada. Su cine se caracterizaba por sus altas dosis de creatividad, sus historias desbordantes de imaginación y calidez, dando siempre gran importancia a una serie de valores fundamentales en el mundo de hoy.
La tumba de las luciérnagas fue la primera película de Takahata en Ghibli, la cual se estrenó junto a Mi vecino Totoro de Hayao Miyazaki, en un estreno doble. Ambos, tanto Isao Takahata como Hayao Miyazaki, querían mostrar la cara y cruz de la temática que ambas trataban. La película de Miyazaki iba dirigida hacia un público infantil contando una curiosa historia sobre dos hermanas y un personaje singular que presentaría al estudio hasta la actualidad. 
Sin embargo, La tumba de las luciérnagas se enfocaba en el público adulto. Probablemente por esto el éxito fue desigual, mientras que una era aclamada y un éxito comercial, el filme de Takahaya tuvo un éxito más discreto debido a su carácter adulto y realista y su ambientación en el Japón bombardeado por aviones de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial, esto probamente influenciado por lo vivido durante su niñez. 
Durante las últimas tres décadas, Studio Ghibli, ha creado las mejores películas de animacion, con imágenes y personajes que no podría haberlas creado ningún otro.  Durante su estancia en este estudio, Isao Takahata dirigió cinco películas. De las cuales, El cuento de la princesa Kaguya se hizo de una nominación a los premios Oscar. 


El genio escondido en las sombras 

Takahata empezó este viaje junto amigo, Miyazaki, sin saber el éxito que les depararía. Sin embargo, mucho en su momento lo tacharon como la sombra de un genio. Siempre bajo la alargada sombra de Hayao Miyazaki, Takahata nunca quiso ser el protagonista y aceptó que su compañero y amigo acaparara más éxitos y elogios. Él era feliz haciendo lo que le apasionaba. 
Muchos consideramos a Miyazaki como el padre del anime, otros como el mejor artesano de historias dejando en las sombras a quien fuera su mentor con talento igual o incluso mejor. Si bien es un pecado mortal si quiera pensar en comparar a estos exponentes del anime. Ambos poseen un talento increíble en la creación de historia. 
Lo cierto es que si Miyazaki es un artesano, Takahata sin duda sería un arquitecto. Pues, su arte se basa en reflexionar sobre conceptos del habitar bajo necesidades sociales; es decir, su cine refleja lo que la sociedad necesita. Basándose en su film, La tumba de las luciérnagas, podemos entender la desesperación que lleva a la población la guerra. Con personajes tan bien estructurados que uno lográ identificarse y sentir el dolor de aquella persona. 
El talento de Takahata se encuentra en construir sentimientos que produzcan reflexión en los receptores, esto se ve reflejando en su cine. Que si bien no es reconocido al nivel que el de su compañero, es un precioso talento. Siempre discreto, en un segundo plano, Takahata ha preferido tradicionalmente dejar que Miyazaki acaparase el protagonismo y el reconocimiento. Tomando de partida el formato de una historia tradicional. Miyazaki seria el protagonista y Takahata el personaje secundario badass que lo apoya.

Muchas personas cercanas a Hayao Miyazaki, afirman que es una persona fría hasta poco empático con los demás. La relación de ambos amigos era muy cercana, incluso hay documentales que recopilan anécdotas sobre los años que trabajaron juntos. La pérdida de un talento como el del cineasta nipón ha dejado un nudo en el corazón de quienes seguimos su trabajo. Sus obras se conservarán para que nuevas generaciones sigan disfrutándolas, tanto como lo hicimos nosotros.

  • La tumba de las luciérnagas (1988)

Cuenta una desgarradora crónica del horror de la II Guerra Mundial, desde la perspectiva de dos hermanos que son víctimas de las consecuencias de los enfrentamientos bélicos. Sin duda una de las mejores crónicas de guerra en el mundo del cine. 




  • Recuerdos del ayer (1991)

Es quizás una singularidad dentro de las películas de Studio Ghibli debido a que el género del filme es muy distinto a lo que se tiene acostumbrado en el mundo del anime. La película es un drama adulto dirigido a un público muy adulto. La historia sigue a Taeko Okajima, quien ira recordando su pasado.




  • Pompoko (1994)

Según cuenta la tradición popular, los tanuki, una especie de mapache japonés, tienen la habilidad de transformarse en humanos o en otras criaturas con sólo desearlo. Cuando una familia de estos animales descubre que los hombres están acabando con el bosque donde viven para construir una nueva urbanización, se preparan para combatirlos haciendo uso de todo su poder y de sus habilidades en una guerra como nunca antes se ha visto.




  • Mis vecinos los Yamada (1999) 

A modo de tiras cómicas, la película muestra la rutina, las aventuras, la vida de una familia típica de clase media japonesa. La familia Yamada que está compuesta por Takashi, el padre, marido y cabeza de familia que lleva el sustento al hogar con su trabajo en la oficina; Matsuko, la madre, esposa y ama de casa abnegada y dedicada a su familia; Shige, la abuela, suegra de Takashi y antigua dueña de los terrenos de la vivienda que decide vivir con su hija y su yerno para poder disfrutar de sus nietos; Noboru, el hijo mayor, joven adolescente que intenta sobrevivir en el instituto; Nonoko, la hija menor, la pequeña de la casa que observa con su gran imaginación al resto de la familia; y Pochi, el perro de la familia.




  • El cuento de la princesa Kaguya (2013)

De la mano de un estilo de animación tradicional, esta película fue nominada al Oscar a la mejor película de animación. La historia comienza cuando una pareja de ancianos campesinos encuentran a una niña diminuta dentro de una planta de bambú y deciden adoptarla como si fuera su hija. Convertida rápidamente en una hermosa mujer, es pretendida por muchos hombres, incluido el emperador. Sin embargo, su inicial júbilo se ve reducido a tristeza, pues asegura que vendrán por ella las personas de la luna, lugar del que es originaria.




Siempre en contra de la guerra. Con un estilo de cine sublime y reflexivo con influencias italianas. Ha un mes de su partida el mundo no recuperara ese brillo que esfumo cuando la estrella de Isao Takahata se extinguió.