Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi (Redo of Healer)


Excesivo, exagerado, chabacano, ordinario, grosero y otro sinfín de sinónimos deplorables es lo que uno pensaría al toparse con Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi. Lo curioso es que, el proclamado como el anime más controversial de 2021, ha sido defendido a capa y espada por sus seguidores.



“El mejor anime en mucho tiempo”, “Es un anime no apto para la generación de cristal”, son solo algunas de las frases recurrentes de sus seguidores sectarios, cuando uno cuestione el contenido de la obra en si misma. Redo of Healer, como también se le conoce, es una novela ligera japonesa escrita por Rui Tsukiyo e ilustrada por Shiokonbu. La polémica animación, estuvo a cargo del Studio TNK, el que curiosamente también trabajo la adaptación al anime de School Days.


Una aventura clasificada como fantasía oscura, en ella conocemos al joven héroe sanador, Keyaru, cuyas aspiraciones a convertirse en héroe se hacen añicos al encontrar a las peores clases de personas. Aquellos con poder por provenir de la realeza, caballeros, magos e incluso sirvientes, todos toman un pedazo de este joven y lo corrompen para su propio beneficio, hundiéndolo en un pozo de desesperación que crea un monstruo. La gracia del relato inicia, cuando Keyaru al levelear tanto se hace inmune a la droga y planea su venganza.


El principal problema que rodea la historia de la trágica vida y venganza del héroe sanador no va por su excesivo uso del factor sexual con censura o sin ella, sino al hecho que el protagonista de esta historia arregla todo con dos simples cartas. Abuso sexual y lavado de cerebro, es un bucle que se repite en todo el manga, es una historia tremendamente plana y sosa. El contenido audiovisual apela a la crudeza y el morbo, dejando de lado la narrativa y el desarrollo de personajes.


Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi nos presenta un protagonista que busca venganza y al cierre del anime, ese protagonista sigue buscando venganza. No aprendió de sus errores, no es mejor que su primera versión y su evolución de habilidades, es prácticamente una suerte de Deux ex machina, según la trama lo amerite.  Por otro lado, el elenco de personajes secundarios paupérrimo.  La única función de las chicas en esta obra es similar a la de la carne en un mercado, mera exhibición.


Los más allegados de la serie, argumentan que el recurso del abuso sexual no es malo, ya que es parte de la historia, una suerte de elemento principal. Y tienen razón, la cuestión es que Redo of Healer lo usa mal. No hay un episodio que no termine en un resultado sexual, no hay un mensaje que dar, solo atraer miradas con chicas de cuerpos voluptuosos famélicas del miembro viril de Keyaru.


En la lógica de un hentai, la trama seria descomunal. Porque uno no busca historia, sino placer, pero ser atrapado por una historia simple pero atrayente mientras uno se autosatisface, debe ser sensacional, pero Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi no va por ahí. El éxito del polémico anime es debido a la explotación de un recurso barato, usado de la forma más ramplona pensada, equiparable al prematuro éxito de la infame cinta norteamericana que adaptaba ‘Las Cincuenta sombras de Grey’.


Y en su mediocridad y contra todo pronóstico, Redo of Healer plantear una sola idea interesante en su nefasta estructura narrativa. Si bien, la obra no tiene por donde levantar puntos a favor, que no involucren escenas de sexo, el planteamiento de héroe que actúa como villano resulta atrayente. Keyaru apela a una idea muy de moda en estos días, estamos hablando de la construcción de un villano, que a sus ojos es un héroe, pero un gobierno corrupto lo presenta como el principal problema. Claro, tampoco al nivel que sus fieles comparan con una suerte de versión retorcida del Joker (2019) de Todd Phillips, todo lo contrario. Es una versión casual o errónea, que quizás quien escribe busca encontrar algo positivo, que se vuelve interesante con el pasar de los episodios.




Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi, tanto su anime como manga, están pesimamente llevados. No se vale de su argumento ni su potencial para ingresar por la puerta de los animes de fantasía oscura, como Berserk. Al contrario, desfila entre los animes que caminan entre lo nauseabundo y ordinario. Claro, que el mundo del anime para adultos, se codearía entre los grandes.


Episodios: 12
Disponible en: 
Año: 2021
La última vez que hablé de Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi dije que era excesivo, exagerado, chabacano y ordinario. Debo decir que mi opinión no ha cambiado mucho del proclamado como el anime más controversial de 2021. Esta vez intente de hacer una revisión objetiva, este fue el resultado.




Comentarios

  1. pues pasaremos, no me gustan las cosas chabacanas, gracias por tu opinión

    ResponderEliminar
  2. Ixcisivi,ixigiridi,chibicini y irdinirii.
    Medicridad mis calzones no le sabes a la historia si tanto te pones a llorar pues no lo veas nadie te obliga, risa me das, no sabes todo lo que pasó el protagonista para cumplir su objetivo.....Claro tiene muchas escenas nopor....Pero si haci es la vida real hermano y nadie dice nada......Haci que no hables mierda para llamar la atención

    ResponderEliminar
  3. Hola Gian, me gusto la estética de este anime, tendría que verlo para ver que tal esta, pero no lo veo tan controversial como dicen algunos, me parece que lo dijeron muchos que no vieron tanto anime XD

    Un beso desde Plegarias en la Noche.

    ResponderEliminar
  4. Si que has sido bien duro con este anime, yo la tengo en disco en casa sin censura pero aún no la he podido ver como tal, espero darle una oportunidad. un abrazo amigo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares