Saana - Capitulo 7

La que fue besada por el diablo. 

El bucle eterno, llamado tiempo no perdonaba. Y es que era nuevamente Lunes, ese día odiado el cual lucia más pagado de lo normal, pues Saana había faltado a clases por su lesión y Sebastian debía tolerar las conversaciones de sus amigos, a pesar de sentirse excluido era entretenido verlos emocionarse. 
-Ojos de Halcón es el mejor espadachín del mundo –Dijo Luis, mientras 
Sebastián se sentaba al lado de Yliana.  
-Ya lo sé, cuéntame que paso con Zoro –Insistió Yliana, con estrellas por ojos pensando en el peliverde de One Piece. “De nuevo con estos piratas, raramente no me fastidia tanto como siempre creo que no son tan malos después de todo…”, pensaba Sebastián acomodándose en su sitio. Hasta cierto punto le recordaba a él hablando de Naruto.   
-Ojo de halcón le ganó a Zoro con una minikatana que llevaba colgada en su pecho –Contaba muy entusiasmado.
-Pobre Zoro –Respondió Yliana sacando su cuaderno de literatura ya, que el profesor Richard ya había entrado al aula.  
El día era tranquilo, pero Rosa no era la única que había escuchado al padre de Saana, poco a poco se fueron enterando más y más, como solían ser los chismes que poco a poco tomaban fuerza y se convertían en esos mitos, que luego pasaban a ser crepypastas  y así nació la chica fantasma del Reino de los Cielos. 
-¿Han escuchado lo de Gutiérrez?-Preguntó Karen a sus amigas. 
-Si, dicen que su papá dice que está en el hospital-Comento una de las chicas. 
-Se abra accidentado de nuevo.  
-No tontas… dicen que nunca salió del hospital- La sonrisa de Karen, era tan maquiavélica como la de Cruela de Vil.  
-Esto da miedo Karen.
-Chicas no tienen curiosidad – Dijo Karen sonriendo 
-Sí, pero esto da miedo –Respondió la chica 
-Vamos al hospital a la salida no está muy lejos de aquí –Proclamo Karen.
.
-Es extraño, todo cambio desde que estuvimos en el hospital primero pensé que por Sebastián pero todos actúan demasiado raro”, pensaba José ignorando la clase por completo-“Soy el único que se ha dado cuenta….definitivamente era ella ¿Es una paradoja?, ni en los Expediente secretos X he visto algo como eso”, se cuestionó, mientras sonaba el  timbre del receso, nuevamente José se junta en el recreo con el grupo de Rosa, Valeria y Flor. 
-Chicos, hagámosle bullying a Flor- Grito Rosa por molestar. Flor era víctima constante de emparejamiento…- Oye amigo, tú el de la hamburguesa, le gustas a mi amiga- Señalo a la pobre, ella se sonrojo. 
El receso paso con un José muy pensativo mientras que por todos lados se escuchaba el rumor sobre “la impostora”. Era un rumor a nivel escolar. ¿Qué pasaría con la impostora?
.
El miércoles paso rápidamente también ya era la última semana de clases antes de las vacaciones, el rumor ya se corría por casi toda la escuela y eran más los que iban a confirmar el rumor al hospital en aquella habitación 408 , pero extrañamente los que hacían la prueba de fuego , y confirmaban que si Gutiérrez se encontraba en dicha habitación , luego no decían nada e ignoraban los rumores. Desde alumnos a profesores fueron llegando y dejando flores. Cada ramo representaba una gota esperanza para un padre desconsolado que soñaba con ver a ese fantasma y gritarle cuanto la amaba.
En la clase de biología, Sebastián estaba sentado junto a Teresa y Cielo esta vez esperando para dar su práctica en eso vibra su celular. 
“Hola (: debes estar en clase estoy aburrida quiero verlos u.u te extraño”  

Sebastián no puede responderle por que empezaba la práctica de biología , pero apenas pudo le respondió. 
También te extrañamos (: estoy en practica u.u porfa ayúdame e.e 
Eso seria trampa! xD esta bien pásame las preguntas ;)
casi todos los hongos de la division deuteromycota se reproducen por ? 
Esporas Dobe <3 
nose que significa pero lo averiguare -.- el reino que se agrupa a las algas unicelulares es? 
Monera :P
Bastilas algas se diferencias de los protozoos porque?
Pasaron varios minutos y Saana no respondía en ese lapso, Sebastián entre en desesperación de jalar; sin embargo, salió bien librado gracias a Teresa. Sonó la campaña del 
Lo siento olvide cargar mi celular y la batería murió u.u gomen :( 
Sebastián no le responde por estar en el receso donde se encontraba con José, quien no aguantaba la furia al escuchar el rumor de la impostora del 4toA pero, lo que más lo enfurecía era que sus amigos e incluso el profesor lo ignoraban totalmente el hecho de que había una chica exactamente idéntica a Saana, tomando su lugar. Era como la historia de la gemela malvada. 
El rumor seguía recorriendo a la escuela hasta que no puedo evitar llegar al 5to A. 
-Yliana-Chwan, ¿has escuchado lo de la impostora?-Pregunto Luis con una cara de perturbación. “Quiero ver la cara de Sebastián cuando se entere” 
-Si de la habitación 408 ,¿No? 
-Si pero, eso no es lo malo, dicen que Saanita…
-Sí, pero ella esta con onii-chan es raro, ¿Te parece si vamos a verla en el hospital?-Pregunta Yliana igual de perturbada. En lo que regresaban a clases y veían a un chico con ropa de calle fuera de su aula.   
Al final del receso José le pidió a Sebastián conversar con él, a la salida, Sebastián accede regresando a su aula donde se encontraba su tutor Arturo Vásquez, un adulto ya mayor , siempre vestido de manera formal y con un look tan parecido con el escritor nacional Jaime Bayly, rápidamente se sienta en su lugar. 
-Bueno chicos hoy tendremos un alumno nuevo, por favor trátenlo bien – Pide el tutor mientras, un chico entra al aula – Por favor preséntate –Pide nuevamente. 
-Soy Diego Nacarino, tengo 17 años – Se presento el chico, era relativamente alto, su cabello era crespo y largo, sus ojos eran negros, tenía ojeras, lucia desordenado; sin embargo, tenía una fuerte mirada. Cualquiera simple vista diría que era uno de esos hippies que huelen mal y pasan el día fumando hierba. 
-Por favor chicos traten bien a Diego, por favor siéntate junto a Cecilia –
Dijo el tutor marchándose. 
“¿Quién se cambia de cole al final de un bimestre?”, pensaba Sebastián “Un idiota más….” 
-Hola mucho gusto- Comento Diego acercándose. 
-Hola, bienvenido-Responde Sebastián. 
-Me gusta tu cabello, creo que te he visto antes en alguna tocada-Dijo Diego sonriendo. 
-Jaja, hace tiempo que no voy a una- Respondió Sebastián –“Pues, no es hippie es un punkito” 
-Me recuerdas a mi amigo Gianqui-Dijo, dándole la mano. La mirada de Sebastián cambio, reconoció aquel asqueroso apodo. Era del tipo del colegio del frente, ese tipo que salía con su ex. Ese que follo con ella, mientras estaba con él.   
- ¿Del Santa Ana?-Cuestiono, mientras sentía un agujero en el estómago y nuevamente esas imágenes venían a su mente.
-Jaja, si creo que esta con tu flaca, ¿no?
.
Llego el Viernes a solo un día de la tan anhelada cita, todo estaba por cambiar, José llego temprano a buscar a Sebastián, quien no lo había esperado ayer; sin embargo, fracaso en su búsqueda y regreso a su aula.  
-Rosa, esto es demasiado todo el colegio habla de una impostora debemos hablar con Sebastián antes que se entere por otro –Exigió José muy alterado.  
-¿Sebastián que tiene que ver con la chica de 4to?-Pregunta Rosa confundida.  
-¿Qué? No estoy jugando, todo el colegio ha ido a verla y ¡Sebastián es único que no sabe que la chica que le gusta está en coma!-Reprocho.
-¿Sebastián está enamorado de una chica?, ¿Porque no me lo conto?-Pregunta Rosa más confundida aun.- ¿Saana de 4toA? Ella no viene a esta escuela desde Marso. 
“Que mierda está pasando…. No sabe quién es Saana, entonces quien ya se el profesor”, pensó José, este se disculpa con Rosa y sale corriendo a buscar al profesor. Corre hacia 4to A preguntando por el profesor quien no se encontraba pero, hay con miedo pregunta nuevamente. 
-¿Alguien sabe algo de Saana? 
-¿Saana Gutiérrez? Está en coma hace 3 meses que no asiste a la escuela – Responde una de las chicas con un gesto de pena. “No puede ser…. ¿Qué demonios es esto acaso solo yo sé que hay una impostora?”, pensaba José desesperado regreso a su aula para luego hablar con Sebastián. “Esta muerta”, escucho.  
.
Sebastián, en su aula llego tarde al notar que parecía que el profesor falto, se sentó con Yliana a conversar. 
-Mañana saldré con Saana- Dijo sonriente. 
-¿Saana? ¿Quién es Saana?- Pregunto Yliana confundida. No recordaba que su amigo estuviera con otra chica, después de Carol. 
-Saana pues, la chica que te dije que me gusta –Responde. 
-No tengo ni idea Oni-chan-Se extrañó y luego indigno -¿Te gusta alguien?, ¡No me dijiste nada!, ¡Eres un perro! 
Sebastián sentido un fuerte escalofrió al oírlo poco después llega Luis. Se sienta a su costado son nuevo paquete de cartas. 
-Luis, mañana tendré una cita con Saana –Dijo Sebastián algo temeroso. 
-Que sí, felicidades con tu chica-Responde Luis. 
-Jaja, me parece raro que me felicites, si te gane- Responde Sebastián más confiado.  
-¿Me ganaste en qué? No conozco a ninguna Saana- Dijo Luis confundido- Escuche de una que tuvo un accidente, pero debe estar muerta. 
La palabra muerta fue como un baldazo de agua fría, sin dudarlo, ni siquiera pensarlo lo cogió por el cuello de la camisa. 


-Que tienes imbécil, no metas con tu novia imaginaria – Respondió molesto. 
-¡Qué demonios te pasa!–Grito Sebastián propinándole un buen golpe- Calla imbécil, ¡Admite que te pica que siempre te gane! 
-Vete a la mierda imbécil, me importa un pepino quien será esa zorra- 
Grito Luis golpeando en la cara.
Todos los demás en el aula se acercaron a ver la pelea, junto a Diego quien sonría muy levemente. Recordando cuando su antiguo amigo Gian, se había peleado con él. Y también rio de pensar cuantas ganas había tenido de golpearlo cuando se presentaron. 
-¡Ya basta! –Grito Yliana sin poder pararlos. 
-¡Entonces dile a este imbécil que no me involucre con sus alucinaciones! –Grito Luis molesto - ¡Te dejo bastante tarado que Piedra, te deje no maricon! 
Sebastián y Luis se detienen no por el grito de Yliana bueno al menos Luis no, si no porque el instructor observa todo muy sonriente. 
-¡¡Gonzales a la dirección!!–Grito señalando la puerta el instructor Montesinos. 
Sebastián bajo a la dirección, molesto y confundido a sentarse en las bancas que estaban afuera de la dirección sin notar se le acerca una compañera de su salón. Quien, también había aprovechado el pánico para escapar al baño. 
-Cariño, ¿Estás bien?- Pregunta la chica sentándose a su lado. 
 “¿Rachel Gallardo? seguro sus amigas la mandaron a chismosear”, pensaba el chico molesto aun –Algo confundido –Responde-“Frustrado, amargo, furioso, iracundo” , entonces las voces aparecieron. “Esta muerta y lo sabes”
-Si entiendo debería saber que esta semana se corrió el rumor de una impostora en la escuela y bueno dicen que esa chica es tu novia- Explico Rachel –La verdadera está en hospital, en coma y la que estuvo asistiendo es otra persona. 
-¿Qué?- Pregunta Sebastián sintiendo escalofríos nuevamente.-“Dios me odia…”, sonrió con ironía. Había escuchado historias e incluso vistos animes sobre cosas sobrenaturales así; sin embargo, era mucho para pensarlo. 
-No sé cómo decírtelo pero casi todo el colegio ha ido hospital en la habitación 408 pero cuando vuelve no dicen absolutamente nada de lo que paso. Es como si olvidaran que hay otra; sin embargo, afirman verla en el hospital. 
-No puede ser…. Pero ¿cómo?- Pregunto preocupado Sebastián –“Historia de terror o de suspenso, ¿No la odias? Como a ella”, las voces no lo dejaban entender a Rachel. 
-No lose amor, pero solo te aviso para que evites problemas como los demás. –Responde Rachel- Pensé que deberías saberlo, después de todo era tu novia. 
-Muchas gracias. 
-Bueno debo irme, tranquilo cuentas conmigo en todo –Dijo Rachel yéndose. “No es como lo pensé, no todos están podridos después de todo… pero ¿Qué demonios está pasando? parece una historia de terror, ¡Maldición!” ,pensaba Sebastián entrando a dirección. 
Pasado unas horas toca la campana del receso José buscaba a Sebastián pero no lo encuentra ya que fue suspendido una semana después del mes de vacaciones. Sebastián regresa a su casa perturbado. 
.
Al día siguiente llego el gran día pero, Sebastián estaba confundido, no sabía si ir al hospital a confirmar ese rumor o ignorarlo ya que, Saana estaba ahí, iban a tener una cita juntos. Trato de no pensar en eso por nada y esperar la hora para ir a encontrarse con Saana en el parque cerca de su casa. Sin darse cuenta ya había llegado la hora. Salió a las 3:30 p. m. para llegar antes de las 4 y esperar a Saana, a las finales después de vacaciones iría a clases todo regresaría a la normalidad. 
Una vez ahí, se encuentra a Saana esperándolo. “Siempre es tan puntual, esta vez quería darle la sorpresa”, pensaba Sebastián sonriéndole mientras, se acercaba. “Que fastidio, es difícil pensar que es una impostora. ¿Me querrá robar un órgano?” 
-¡Hola!-saludo Saana dándole un beso en la mejilla cosa extraña normalmente le hacía una reverencia.  
-Hola, hoy quería ser yo el que te esperara –Dijo Sebastián observándola, en ese instante olvido todo con tan solo ver su sonrisa le daba paz y tranquilidad. 
-¿A dónde vamos?-Pregunto Saana sin dejar de sonreír. 
-Por el sendero de la vida… 
-Kakashi Hatake- Dijo alzando su polo, se tapó la cara, “Que estúpida soy, se está burlando de mi”, pensó al verlo reír, pero sonrió y se sonrojo muy rápido pero estaba contenta de poder estar junto a él. Por otro lado, Sebastián… “Tiene un bonito ombligo.”
En el camino iban conversando de Kitty , sin darse cuenta eran seguidos. Llegaron a una calle oscura, Sebastián al notar a Saana asustada hace que regresen pero… 
-Que tenemos aquí…-Dijo un chico acercándose. 
-No tenemos dinero…- Respondió Sebastián pensando que eran ladrones “¿Porque justo hoy? No podían robarme mañana” 
-¿Quién dice queremos dinero?-Respondió el mismo chico acercándose.-Así que ya tiene nueva flaca. 
-Entonces hazte a un lado –Dijo Sebastián muy confiado. 
-La quiero a ella- Respondió el chico quien estaba vestido de manera muy rara pues tenía la cara pintada de blanco con negro al estilo de Marilyn Manson y vestía un terno negro con corbata roja y en las manos guantes blancos y un bastón. 
-Qué clase de payaso eres… -Dijo mientras, Saana se escondía detrás de él.  
-Jaja, el dueño del circo… Dijo el chico desenvainando una katana que estaba en su bastón – ¿Asi que te quitaran de nuevo a tu flaca?
-¿Nacarino?-Dijo confiado, Saana estaba asustada. 
-Tu novia está muerta- Respondió el chico, ignorándolo.  
Sebastián abrazo a Saana ignorando lo que dijo el chico; sin embargo, la mirada de Saana cambio. 
-Déjame iluminarte un poco… en este mundo lleno de personas asquerosas, alguna vez un hombre tan codicioso por su enorme fortuna quiso vivir eternamente, haciendo un pacto con el diablo vendiendo su propia alma este le dio un saco mágico en el cual el día que llego el fin de sus días atrapo cruelmente al ángel de la muerte...-Explico el chico antes de ser interrumpido. 
-Si conozco la historia, no estás muy grande para creer en ese cuento de hadas-Reprocha Sebastián. 
Saana estaba muy asustada y Sebastián algo preocupado, él podría pelear pero, ¿Ella?, ambos observaban al chico que se acercaba a ellos con su katana pero como a poco cambiaba. “No puede ser… es, es mi Otou-sama, pero ¿Cómo?”, pensaba Saana al ver a su querido padre frente a ella. “Que mierda es esto… Carol”, pensaba Sebastián tragando saliva, “¿Magia o brujería? No puede estar pasando esto” 
-Parece que el ratón les comió la lengua, jaja- Dijo el chico que era el que realmente estaba delante de ellos. 
Saana y Sebastián se quedaron mudos dé la impresión.

Capítulo Anterior                    Siguiente Capítulo

Comentarios

  1. Todavía no supero que hayas escrito con un emoticon de carita.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares