Saana - Prefacio



La vida es muerte constante. La muerte es lo desconocido. Lo desconocido es su verdadero miedo. 
«¡Me tienes harta!», vociferaba iracunda y frustrada, tanto que no se daba cuenta a quien era a quien gritaba. Al compás de los dados de seres extraños que la observaban, intrigados. «¡Déjame en paz!», exclamó.

Los rumores indicaban que cada cierta cantidad de tiempo, ángeles y demonios jugaban a los dados o cartas. Y cada que ellos apostaban, el mundo cambiaba radicalmente. Saana era una joven estudiante que no esperaba ser parte del juego cruel entre deidades. 
Entonces, se escuchó la dura bofetada, las lágrimas rápidamente recorrieron sus mejillas ligeramente atomatadas. 
«¡Soy tu padre y harás lo que te diga!»

Abrió la puerta bruscamente y con la misma intensidad la cerró detrás de ella. Él sin dudarlo salió en su búsqueda, ella al notarlo empezó a correr del ogro que la seguía cual princesa que escapaba de su madrastra malvada porque su príncipe se demoraba mucho en salvarla más que lo que demoro en llevarla a una cama.
El tiempo se detuvo ante la escena, un silencio abrumador los cubre que pronto es destruido por un grito desgarrador.
«¡Saana!»

Entonces, el ogro impotente lloro, en un charco de sangre su hija descansaba. Las ambulancias no tardaron en llegar. Saana, una chica de 15 años, estudiante de 4° de secundaria de la Institución Educativa Particular (I.E.P.) Reino de los Cielos, huérfana de madre a la corta edad de ocho años y recientemente convertida en toda una mujer. Era llevada de emergencia al hospital Ramón Castilla. 
Las calles de la Lima, Perú iban a ser sede del juego macabro entre deidades, que con una sonrisa en su rostro observaban la escena. El tiempo se había consumado y ante un padre arrepentido, una última suplica sonó…
«No te la lleves, por favor…»



Comentarios

  1. Bueno, ya empezamos... Leer a la lunatica antes, me hizo estar preparado.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que la tendré que leer por aquí al haber más capítulos

    ResponderEliminar
  3. "La vida es muerte constante. La muerte es lo desconocido. Lo desconocido es su verdadero miedo".

    Solo leyendo esta frase en el comienzo me puse a pensar 40 vezes jaja, no se es que siempre que me doy el tiempo de poder leerte me pongo nostalgica, me pongo a pensar mucho y sobre todo disfruto mucho leyendo cada cosa que nos traes.

    (Disculpa mi teclado no tengo acento).
    -Geeky Freaky.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias por comentar esta vieja historia, rumbo a la remasterizacion xd
      ¡Un abrazo!

      Eliminar


  4. Hola Gian
    Al fin llegó a comentar, me había desconectado por un tiempo pero me alegra volver a leerte. Mis mejores deseos para un año lleno de alegría y prosperidad!
    ¡No puede ser! 😱 me dejo sin respirar. Vamos, que se me ha hecho cortísimo, pero me ha encantado. Me paso con más tiempo a leer el proximo capitulo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares